Política

Carlos Peña: "Gabriel Boric ha demostrado ser un líder muy sorprendente"

Agencia Uno
Por T13
El columnista afirmó que "la izquierda que representa el Frente Amplio han logrado convocar demandas muy disímiles" y advirtió que la derecha "es muy conservadora".

El columnista y rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, se refirió al triunfo de Gabriel Boric en la segunda vuelta presidencial del pasado 19 de diciembre.

En conversación con Radio Pauta, el académico "en primer lugar, Gabriel Boric ha demostrado ser un líder muy sorprendente en el sentido de que logró un caudal de votos realmente gigantesco, al convocar a más de un millón de personas por sobre aquellos que votaron en la primera vuelta".

Boric: Yo tengo plena autonomía para la designación del gabinete Agencia Uno
Lee También >

Gabriel Boric: "Yo tengo plena autonomía para la designación del gabinete"

"La segunda constatación relevante es que varios factores se arremolinaron para que esto ocurriera. En ese sentido, creo que Boric y la izquierda que representa el Frente Amplio han logrado convocar demandas muy disímiles, entre ellas, identitarias, medioambientales, de clases, de protección social, etcétera", añadió.

Del mismo modo, en cuanto al giro discursivo de Boric en la segunda vuelta presidencial, afirma que "la historia no tiene guión, sino que es un camino abierto. Y en ese caso, el sentido de la política es de constituir al pueblo y articular ese guión".

"Boric descubrió que el discurso puramente identitario, generacional, que a veces romantizaba un poco la violencia, producía más bien un efecto de rechazo", sostuvo Peña.

¿Qué pasará con la derecha?

Respecto a la rearticulación de la derecha, indicó que su problema dice relación con que "es muy poco liberal, en el sentido de que es una derecha muy poco amistosa con los fenómenos de la modernización [...] que se aferra a un cierto tipo de familia, que esgrime los valores nacionalistas poniéndose de espaldas, verdad, a la multiculturalidad que, sin embargo, hoy en día se expande en la sociedad chilena". 

"Es una derecha muy conservadora. Por supuesto, todos los países tienen una derecha conservadora, pero una derecha conservadora no puede aspirar a tener el poder ni a gobernar. [...] todavía está muy hegemonizada por eso que pudiéramos llamar la derecha social. Grupos con pasado oligárquico o plutocráticos demasiado seguros de sí mismos que todavía hegemonizan a la derecha. La derecha requiere liderazgos intelectuales más liberales", sentenció.