Política

Chile Vamos acusa “improvisación” y “desprolijidad” del Gobierno en reforma laboral

Por T13
Andrés Allamand (RN) y Hernán Larraín (UDI) aseguraron que “el gobierno se rindió a la CUT” en temas como la extensión de beneficios.

Como un “festival de improvisaciones” calificaron los senadores Hernán Larraín (UDI) y Andrés Allamand (RN) la actitud del Gobierno durante la tramitación de la reforma laboral en el Senado. 

Para el senador Larrraín “este festival de improvisaciones, esta permanente ambigüedad, es lo que nos hace pensar que al Gobierno le interesa más tratar de resolver sus pugnas ideológicas, tratar de maquillar y de disfrazar estas diferencias en vez de solucionar los problemas. ¿Por qué el Gobierno está tan mal evaluado, por qué sigue perdiendo adhesión? Por esto, porque no resuelven los problemas de la gente, que quieren más empleo”.

Lo que se ha construido en 25 años, este Gobierno lo está destruyendo en dos por una obsesión ideológica, donde prefiere tratar de refundar el país que darle empleo a la gente
Hernán Larraín

El también presidente de la UDI acusó a La Moneda de “olvidarse del país”, ya que a su juicio "no ha podido entender que el realismo supone el comprometerse con propuestas concretas para los chilenos”.  

Por su parte el senador Allamand manifestó que “Chile no se merece un Gobierno tan poco serio y tan desprolijo”. 

“Esta reforma se lleva tramitando más de un año, se iba a aprobar a matacaballo en enero, no alcanzó a hacerlo, dijo que se iba a gastar todo el verano para definir sus posiciones…Lo que vimos ayer fue de una desprolijidad pocas veces vista: se presenta plazo hasta las 7 para presentar las indicaciones (...) se les concede una hora y media más y finalmente se presentan indicaciones improvisadas y que en muchas materias son un trabalenguas”, reclamó. 

Chile no se merece un Gobierno tan poco serio y tan desprolijo
Andrés Allamand

Allamand agregó que “el país no se merece un gobierno que sea tan poco serio y esto justifica un 70% de rechazo en general y un 50% de rechazo a la reforma laboral”.

Los puntos que critica la oposición

Las críticas de Chile Vamos surgen luego que ayer, tras horas de negociaciones, el Ejecutivo ingresara un paquete de indicaciones donde si bien se abre a que en caso de huelga los empleadores puedan realizar las “adecuaciones necesarias” de los funcionarios que no se encuentran sindicalizados, estas modificaciones sólo podrán realizarse según las funciones convenidas en sus contratos de trabajo. 

En cuanto a la negociación interempresa, se establece que para la microempresa será obligatorio negociar colectivamente con el sindicato interempresa cuando éste sólo  afilie a trabajadores de las micro y/o pequeñas empresas. En el caso de las pequeñas empresas, la indicación apunta a que será obligatorio negociar cuando el sindicato sólo afilie a trabajadores de micro, pequeñas y/o medianas empresas. Este punto vislumbra como la principal piedra de tope de cara a la votación fijada para la próxima semana en la Sala del Senado.

Respecto de este punto, el senador Larraín dijo que “la indicación que se ha presentado no solamente abre un problema muy complejo sino que son la notificación de que si se producen negociaciones interempresa para las pequeñas empresas y micro empresas estas van a desaparecer porque no tienen capacidad comparativa con otras empresas”.  “Eso es la negación de que la micro empresa pueda subsistir”, reclamó 

“El Gobierno en su obsesión por darle soluciones a los derechos a los sindicatos se está olvidando de la realidad económica y la principal fuente laboral en Chile, que son las Pymes, las que hoy día están siendo notificadas que van a pasarlo muy mal en el futuro si es que se aprueba esta propuesta”, agregó.

Por otro lado, el Gobierno decidió persistir en que los beneficios de la negociación colectiva sólo sean extensivos a trabajadores sindicalizados. 

Sobre este punto Larraín dijo que “el gobierno se rindió a la Cut y no permite la extensión de beneficios, y por lo tanto los que no están afiliados van a tener que pensar si no deben afiliarse originariamente a un sindicato para poder tener ese beneficio, lo cual rompe principios básicos de la OIT, y por cierto de nuestra constitución. Este punto es una demostración de que el gobierno está entregado a la mala causa”.