Política

Diputado electo Gonzalo de la Carrera (Republicano): "La educación sexual integral es un abuso"

Agencia Uno
Por T13
El parlamentario electo recalcó que "no queremos que el Estado se meta en nuestra casa y menos con nuestros hijos".

El diputado electo por el Partido Republicano, Gonzalo de la Carrera, se refirió al proyecto de Educación Sexual Integral que contempla el programa presidencial del candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric.

En conversación con Chilevisión, el nuevo parlamentario señaló que "la Educación Sexual Integral a nosotros no nos gusta porque no queremos que el Estado se meta en nuestra casa y menos con nuestros hijos. No queremos que hipersexualicen a nuestros niños, no queremos que los confundan en sus roles".

Aborto, matrimonio y pensiones: Los cambios en el nuevo programa de gobierno de Kast Agencia Uno
Lee También >

Aborto, pensiones y detención de "agitadores": Los principales cambios de Kast en su programa

"No queremos que la educación sexual integral le diga a los niños, en párvulos, que ellos son un constructo cultural y que, lo que tienen entre sus piernas, ya sea pene o vagina, es solo una casualidad", afirmó.

Del mismo modo, recalcó que "la Educación Sexual Integral es un concepto totalitario que impone a los padres el tener que aguantar que esta educación integral, que la propone el Estado y por eso hablo de totalitario, le diga o autorice a los profesores parvularios a confundir a nuestros hijos sobre su género".

"A mí no me gustaría que mis hijos o mis nietos tengan que ir obligatoriamente por el Estado a un programa escolar donde le van a decir a unos niños que 'usted es Martita y usted es Jaime. Mañana, usted Jaime se va a comportar como Martita y Martita se va a comportar como Jaime. Y lo van a hacer tantas veces como sea necesario hasta que usted Martita o Jaime defina si lo que tiene entre las piernas le acomoda o no'", ejemplificó de la Carrera.

Finalmente, sentenció que "para mí, la Educación Sexual Integral es un abuso. Es un abuso de poder, del Estado frente a los padres, del Estado frente a los niños, y lo encuentro absolutamente grave".