Política

Diputado electo UDI y futuro rol opositor: “Esperamos ser un aporte al nuevo gobierno”

Bancada UDI
Por Paula Valenzuela
Eduardo Cornejo, representante de O’Higgins, da sus definiciones como debutante en la Cámara y dice que espera que a Gabriel Boric le vaya bien. En ese sentido, pide que su sector esté coordinado en el Congreso para así mostrar gobernabilidad y pruebas de que pueden volver al Ejecutivo. Sobre el 10% de los fondos de las AFP, advierte estar disponible para aprobar un quinto retiro si es que no hay cambios en el sistema de pensiones.

Fue concejal, gobernador y pasó a la segunda vuelta en la inédita elección de gobernadores en la Región de O’Higgins. Eduardo Cornejo, hoy diputado electo de la UDI, ha desarrollado sus 27 años en política en esa zona y, en entrevista con T13.CL, da a conocer sus definiciones para su debut en la Cámara de Diputados.

—¿Cuáles van a ser sus prioridades como diputado?

—En primer lugar, el trabajo que hemos estado desarrollando inicialmente en la UDI tiene que ver con la coordinación como bancada para poder establecer el trabajo que vamos a ir desarrollando desde la Cámara de Diputados. Tal como lo ha dicho nuestro presidente del partido, Javier Macaya, vamos a ser una bancada -más allá de que nos califiquemos como opositora- disponible a ser constructivos, apoyar al nuevo gobierno en todas aquellas iniciativas legislativas que tengan como objetivo abordar los problemas más importantes que tiene nuestro país, en materia de pensiones, de seguridad pública, salud, educación. Ahí van a estar puestos nuestros acentos.

—Usted va a debutar en el Congreso luego de una seguidilla de derrotas electorales de su sector. ¿Cómo debe actuar la centroderecha y la derecha en la Cámara? ¿Cómo aspira a que sea esa coordinación?

—Yo la verdad es que, desde mi experiencia -yo llevo aproximadamente 27 años en política en distintos cargos públicos también de representación popular- y voy a tratar de volcar esa experiencia para poder llegar siempre a los mejores acuerdos posibles, en primer término al interior de nuestro partido y por supuesto con el resto de diputados de nuestro sector como Republicanos, RN, Evópoli, con la finalidad de que ser un aporte a un gobierno, es decir, ser una oposición siempre disponible a apoyar al gobierno. Esperamos ser un aporte al nuevo gobierno. Queremos que al gobierno le vaya bien, porque si este nuevo gobierno le va bien, en definitiva, le va bien al país.

—En las directivas de Chile Vamos está la preocupación de que exista descoordinación y que se dé esta suerte de "pirquineo" en la Cámara. De hecho, le pidieron a Gabriel Boric mantener la institucionalidad en el trabajo prelegislativa con el jefe de bancada respectivo...

—Eso será muy importante. Esta suerte de negociaciones con los díscolos se ha dado en todos los gobiernos, pero creo que acá tiene que primar el sentido común. No entenderíamos que nuestro sector no esté disponible para apoyar al gobierno en iniciativas que aborden esos problemas más importantes de nuestro país. Van a tener ahí un desafío importante los presidentes de los partidos de nuestro sector, también quienes sean los jefes de bancada para tener coordinación adecuada. La coordinación y la unidad serán clave para dar señales claras respecto de cuál es nuestra posición en las distintas iniciativas legislativas que proponga el nuevo gobierno. La coordinación en el Congreso nos ayudará a dar una señal de gobernabilidad, porque la ciudadanía debe sentir que como sector estamos disponibles para abordar esos problemas de nuestra sociedad.

—El futuro jefe de bancada Jorge Alessandri decía que uno de los principales desafíos será que la UDI debe forjar una identidad clara, sobre todo con la llegada de los republicanos, ¿lo comparte?

—Sí, absolutamente. Dentro de las primeras reuniones que vamos a comenzar a tener como bancada y también al interior de nuestro partido yo creo que nosotros debemos entender que hoy tenemos una exigencia como partido político. El diagnóstico respecto a los problemas más importantes por los cuales hoy atraviesa nuestra sociedad está claramente definido. Y nosotros tenemos que tener propuestas desafiantes, rupturistas, que nos den identidad.

—¿Es urgente diferenciarse del Partido Republicano? La mayoría son ex UDI y vienen con el impulso de la campaña presidencial con José Antonio Kast...

—Absolutamente. El objetivo es tener identidad a través de las propuestas y los cambios que piden las familias de nuestro país. La sociedad ha dado señales claras de qué es lo que ellos quieren, a partir de allí tenemos que reconstruir nuestra identidad, tenemos que recuperar las confianzas. Las personas quieren hoy a políticos que les resuelvan sus problemas importantes.

—En el último periodo legislativo se rompió esta idea de que la UDI era un partido monolítico -sobre todo con el 10%- y por lo mismo, dicen, debe tener clarísima su identidad... ¿es clave votar ordenados?

—En la última reunión que sostuvimos al interior de la bancada, en el Congreso, la semana pasada, precisamente con Jorge Alessandri abordamos algunos de los temas que nos va a tocar enfrentar en el futuro. En esa reunión yo fui enfático en que, más allá de esta condición que pudiera darse cuando haya que enfrentar una votación -más que ese orden de bancada-, lo importante es que haya convicción a la hora de dar una indicación de cómo votar algún determinado proyecto de ley. En la bancada debe haber la capacidad de escuchar todos los argumentos, de conocer todos los antecedentes para que así cada uno de nosotros, a la hora de votar, tenga la claridad necesaria de cuál va a ser su postura frente a una votación. Eso es tremendamente importante, el orden se va a dar en la medida en que no haya órdenes de bancada sino que seamos capaces de construir una propuesta.

—¿Desdramatizaría entonces si la UDI no vota ordenada en ciertos proyectos de ley?

—Sí, claramente, tengo la sensación de que quienes asumiremos como nuevos diputados en la UDI tenemos la experiencia suficiente, tenemos el conocimiento durante el trabajo que nos ha tocado desarrollar junto a la gente, de cuáles son esos problemas más importantes y cómo nosotros debiéramos trabajar desde el punto de vista legislativo para poder solucionar esos problemas.

—¿Ve amenazante que parlamentarios como Pamela Jiles sigan planteando nuevos retiros del 10%?

—No. Ninguna amenaza.

—¿Votaría a favor de un quinto retiro del 10% de las AFP?

—Hay apertura incluso del retiro del 100% de los fondos de las administradoras de pensiones.

—¿Votaría entonces a favor del quinto retiro del 10%?

—Sí, sin ningún problema. Hemos analizado una serie de factores y, de hecho, lo hemos conversado y hay que hacerse cargo de una realidad: si no hay una alternativa al actual sistema de AFP es difícil mantener una postura en contra de los 10%.

—¿Si hay una reforma de pensiones hay que parar el retiro de los 10%?

—Eso va a depender de la reforma que se presente.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA