Política

Ex abogado en juicios limítrofes es elegido como nuevo embajador de Chile ante La Haya

Archivo Agencia Uno
Por Phillip Durán
Hernán Salinas, actual embajador ante la OEA, integró los equipos jurídicos en los litigios contra Bolivia y Perú ante la Corte Internacional de Justicia.

“Esta semana”, dijo el canciller Andrés Allamand el pasado 26 de marzo, cuando fue consultado sobre cuándo estaría zanjado el nombre del nuevo embajador de Chile ante La Haya.

La destinación -durante años una de las más sensibles para la diplomacia chilena, dada la seguidilla de juicios limítrofes, primero con Perú y más tarde contra Bolivia-, ha estado sin un jefe titular de misión desde el pasado 1 de octubre de 2020, cuando la hasta ese momento embajadora María Teresa Infante dejó el cargo al jurar como nueva jueza del Tribunal Internacional del Derecho del Mar.

Ahora, según dicen fuentes diplomáticas, el elegido para hacerse cargo de la embajada en La Haya es el abogado Hernán Salinas, actual jefe de la misión chilena ante la OEA -con sede en Washington- y quien integró los equipos jurídicos chilenos en los juicios limítrofes que se tramitaron en la Corte Internacional de Justicia, en la misma ciudad de Países Bajos.

Antes de asumir en la OEA, Salinas fue director jurídico de la Cancillería durante el primer gobierno de Sebastián Piñera. Y entre 1992 y 1998, fue subdirector de la misma repartición. En el entorno de Salinas, en tanto, declinaron hacer comentarios al respecto.

En círculos diplomáticos, sin embargo, señalan que entre las tareas del nuevo embajador en La Haya estará el monitoreo de la demanda interpuesta por Chile contra Bolivia en 2016 -que se tramita en la Corte de La Haya- por el Silala, pidiendo declarar que se trata de un río internacional y que Chile tiene derecho a utilizar sus aguas.

El caso está a la espera de que la corte fije fecha para los alegatos orales, lo que ocurriría en el segundo semestre, según los cálculos en el edificio Carrera. Además, en círculos diplomáticos señalan que, más allá de que los principales litigios hayan concluido, La Haya seguirá siendo una plaza importante, dada la presencia de tribunales y organismos internacionales y de diplomáticos de alto perfil.