Política

Girardi se alinea con Melnick: "nuestro desafío no es el pasado, sino que el futuro"

Agencia UNO
Luego de que la candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez declinara presentarse al programa "En Buen Chileno" porque "ahí trabaja un ex integrante de la dictadura", el senador PPD rechazó su postura y aseguró que "no se puede enfrentar este mundo desde las visiones que teníamos en el pasado".

El senador PPD, Guido Girardi, se refirió al polémico veto de la candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, al programa político de Canal 13 "En Buen Chileno", al cual rehusó participar puesto que uno de sus panelistas -Sergio Melnick- es un "ex integrante de la dictadura".

Girardi, que se encuentra en Boston invitado por la Universidad de Harvard para firmar un convenio de colaboración con el Congreso del Futuro,  aseguró que "No se puede enfrentar este mundo desde las visiones que teníamos en el pasado. Nuestras diferencias no son el problema, son una fotaleza. Con Melnick y la derecha evidentemente me separan visiones ideológicas, valóricas. Me separa el pasado. Pero el desafío que tenemos no es el pasado, sino el futuro, el siglo XXI".

En una entrevista con T13 Radio, Sánchez había explicado que "Me han invitado muchas veces y la razón de por qué no voy tiene que ver con una decisión valórica. Hay un panelista en el programa [Melnick] que fue integrante de la dictadura y ante esa situación no voy a ir, porque no quiero validar que en televisión haya un panelista que fue ministro de un dictador. Creo que en un país decente una persona que fue ministro o subsecretario de un dictador no puede estar en un Gobierno y no debería estar en un programa de televisión".

Por su parte, el parlamentario PPD afirmó que "Estamos pasando de un mundo de certeza a uno de incertidumbre, con una evidente crisis de gobernabilidad y donde nuestras ideologías de derecha y de izquierda no tienen respuesta. Está emergiendo una nueva civilización con cambios que son vertiginosos, que están cambiando las relaciones de la familia, las relaciones económicas, que están haciendo que nuestro chasís institucional sea totalmente obsoleto para enfrentar los desafíos que vienen". 

Por último, el senador PPD asguró que lo que lo une con el ex ministro de Planificación de Pinochet entre 1987 y 1989 es "la pasión del entusiasmo por detenerse, por escuchar, por reflexionar y por tratar de buscar respuesta a este mundo que viene y ver cómo vamos a convivir en este mundo que viene".