Política

Gobernadores regionales: apoyos para reponer elección en 2017 se diluyen en el Senado

El senador Felipe Harboe (PPD) afirma "los únicos que quieren elecciones este año son los democratacristianos". Alberto Espina, senador RN, plantea por su parte que de haber elecciones a fin de año "se generará un conflicto permanente entre la nueva autoridad y el gobierno central".

Por Daniel Martínez

El próximo martes ingresará al Senado el proyecto de ley que regula la elección directa de gobernadores regionales, después de un duro golpe que vivió ayer en la Cámara de Diputados. La Sala rechazó un artículo clave que permitía poner en marcha los comicios este año, en paralelo con las Presidenciales y Parlamentarias, generando reacciones dispares en el Congreso y en el Ejecutivo.

Tras la votación, la ministra vocera, Paula Narváez, se mostró molesta por el resultado y apuntó a Chile Vamos como el responsable del rechazo. “La derecha le ha notificado al país que no cree en la descentralización, (…) Se oponen a que las regiones tengan mayor poder”, criticó la secretaria de Estado.

Narváez afirmó que buscarán reponer el artículo en su segundo trámite -así como el de las inhabilidades para ser candidato que también tuvo un resultado adverso-, aunque los apoyos a la iniciativa en la Cámara Alta se han ido diluyendo con el pasar de los días, incluso al interior de la Nueva Mayoría. 

El presidente de la comisión de Constitución, Felipe Harboe (PPD), aseguró que es positivo que no se realicen las elecciones en 2017 porque –a su juicio- es un proyecto “con muchos problemas”, descartando apoyar que se vuelva a reponer el artículo rechazado.

“Eso era una opinión minoritaria en el Senado, pero hoy se transformó en la mayoritaria, casi todas las bancadas se dan cuenta de que es inconveniente. Los únicos que quieren elecciones este año son los democratacristianos, nadie más, probablemente por algún cálculo electoral que les parece correcto”, cuestionó Harboe.

En esa línea, el senador Alberto Espina (RN), también miembro de esa comisión, coincidió en que las elecciones deben retrasarse y hacerlas coincidir con las Municipales 2020, para mejorar el proyecto.

“Ésta es una de las iniciativas más malas que he visto, que solo ha engañado a la ciudadanía con demagogia pura y que tiene solo el objeto de crear más cargos públicos y repartirse el animal, para no dejar el Estado”, criticó.

Espina explicó que hoy el gobernador regional no tendrá las facultades suficientes para ejercer su cargo, ni los recursos ni se ha incluido un correcto mecanismo de fiscalización. “Si se aprueban las elecciones para este año, se generará un clima de conflicto permanente entre la nueva autoridad y el gobierno central, exigiendo recursos para gestionar sus proyectos. Nosotros queremos que haya descentralización, pero que se haga bien”, dijo.

Por otra parte, el senador Pedro Araya (Ind.) dijo que es una “muy mala noticia que se haya rechazado el artículo” y que es algo que buscará corregir en el Senado. “Deberán apoyarlo todos los que se dicen regionalistas, porque este no es un tema que se esté tratando a tontas y a locas”, dijo.

Se rechaza inhabilidades

Durante la jornada también se rechazó un artículo que regula las inhabilidades para presentarse como candidato a gobernador regional, dejando abierta la posibilidad a alcaldes, concejales, diputados y senadores.

Espina afirmó que “es impresentable que alguien pueda ser diputado y al día siguiente intendente. No lo encuentro razonable”. A juicio del legislador, debiera haber un periodo de vacancia antes de poder postularse como gobernador regional y que al mismo tiempo se reforme todo el sistema de vacancias para todos los cargos.

Opinión distinta tiene el senador independiente. “Debieran ser las mismas inhabilidades que tienen todas las autoridades, pero que en estas elecciones puedan participar todos y que para la próxima comiencen a aplicarse las inhabilidades”, explicó.

Por otra parte, mañana se instalará la comisión mixta que verá el proyecto paralelo que establece las atribuciones que tendrá la nueva autoridad, tras ser rechazado en el Senado. Por parte de la Cámara Alta los integrantes serán Ena Von Baer (UDI), Andrés Zaldívar (DC), Rabindranath Quinteros (PS), Espina (RN) y Harboe (PPD).