Política

Larraín por presos del estallido: "No le está encomendado a la Convención gobernar ni legislar"

Agencia Uno
Por T13
Este tema ha tomado relevancia en los últimos días, luego que la presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncon, haya declarado que su discusión será fundamental en las primeras sesiones del organismo.

La Comisión de Constitución del Senado realizó este miércoles la revisión y discusión del proyecto que busca generar un indulto para las personas detenidas durante las protestas del estallido social en 2019.

Este tema ha tomado relevancia en los últimos días, luego que la presidenta de la Convención Constitucional, Elisa Loncon, haya declarado que su discusión será fundamental en las primeras sesiones del organismo.

De hecho, un grupo de constituyentes ha insistido que desde la Convención se emita una declaración pidiendo acelerar el trámite del proyecto que actualmente se discute en la Cámara Alta.

En este contexto, el ministro de Justicia, Hernán Larraín acudió esta jornada al Congreso para hablar de la moción parlamentaria que fue presentada en diciembre pasado por un grupo de parlamentarios de oposición.

Lee También >

Constituyentes: ¿Cuál será el sueldo de los integrantes de la Convención Constitucional?

"Están algunos de ellos [constituyentes] tratando de forzar que la Convención defina lo que tienen que hacer los jueces precisamente en esta materia. Ya hay algunos que quieren que la Convención diga 'jueces, tiene que dejar en libertad a los presos políticos'", declaró el Ministro de Justicia.

"Lo que queremos es que la Convención cumpla su mandato, un mandato único, histórico, que es proponer, para un plebiscito posterior, una nueva Constitución. No le está encomendada a ella, ni legislar ni gobernar ni juzgar, como tampoco le está encomendado al gobierno, al Parlamento o a los tribunales interferir en las acciones soberanas que tiene la Convención para elaborar la nueva Constitución", continuó.

Finalmente, Larraín dejó manifestó: "Un grupo de convencionales, a título personal, aunque sean 100 o 150, pueden acordar lo que quieran, pero si la Convención empieza a decirle al Presidente, al Congreso o a los jueces lo que tienen que hacer, por mucha fuerza que tengan, por mucha importancia que adquieran, no estamos cumpliendo lo que tiene sentido en nuestro ordenamiento jurídico".