Política

Lorena Fries no se cierra a la posibilidad de debatir una Ley de Indulto en casos de DD.HH.

agencia uno
La nueva Subsecretaria de Derechos Humanos no negó la posibilidad de que se discuta en el Congreso que condenados por crímenes de lesa humanidad que padezcan enfermedades terminales puedan salir de la cárcel.

Hace una semanas la presidenta Michelle Bachelet designó por primera vez a una mujer como subsecretaria de Derechos HumanosLorena Fries, que hasta ese entonces era la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), ahora deberá hacerse cargo de debatir la contingencia, pero en un rol distinto. 

Es así como hoy en La Tercera, comenta qué le pareció su desginación y otras temas, como la posibilidad de que personas salgan de la cárcel por razones humanitarias habiendo cometido crímenes de lesa humanidad. 

Al respecto de su función como subscretaria, declaró “conozco dónde le aprieta el zapato al Estado chileno en materia de DD.HH., y aquí en la subsecretaría tengo la posibilidad de contribuir a superar situaciones que desde la otra vereda se veían como un déficit de DD.HH.”. Sin embargo, lo que le podría complicar a la hora de generar proyectos es que ahora debe actuar como una funcionaria de Gobierno y dialogar con fuerzas opositoras a la gestión de la Nueva Mayoría.

En cuanto al debate de una ley para que condenados por crímenes de lesa humanidad que padecen enfermedades terminales puedan salir de la cárcel, el miércoles la tercera sala de la Corte de Apelaciones de Santiago le concedió al ex subdirector operativo de la DINA, Raúl Iturriaga Neumann, la libertad condicional, luego de que se presentara un recurso de amparo a su favor.

Al respecto, la subsecretaria señaló que “todo ser humano tiene derecho a beneficios. El punto está bajo qué circunstancias. Y en este caso se trata de gente que cometió crímenes de lesa humanidad, que son de una naturaleza muy distinta a los delitos comunes. Esto no lo dice Lorena Fries, lo dice toda la literatura en materia de derechos humanos.”

Por ello al día siguiente del fallo, el Programa de Derechos Humanos apeló a la Corte Suprema para que se revoque la libertad condicional. Fres apoyó el recurso y sostuvo que se debe legislar para introducir distinciones en estos beneficios, ya que “no pueden tener el mismo estándar, los mismos requisitos criminales de lesa humanidad y delincuentes comunes”.

En cuanto a la pregunta de si está de acuerdo con que las personas que cometieron crímenes puedan salir por razones humanitarias, Fries contestó que eso será tema de debate en el Congreso a través de una propuesta de Ley de Indulto General en casos de DD.HH. A título personal no emitió opinión, aunque sí dijo que “lo peor que nos puede pasar a los defensores de derechos humanos es perder la humanidad, parto de esa base, pero creo también que para tener expresiones de humanidad debemos sentirnos respetados también en nuestros derechos.”

En el tema de la relación que mantiene con Carabineros, que durante su mandato en el INDH, fue tensa, ya que en más de una oportunidad denunció su preocupación por el actuar de estas fuerzas en las marchas. La abogada declaró que Carabineros “no es una obsesión para mí, no tengo obsesiones respecto de nadie, lo que me importa es que Carabineros, las Fuerzas Armadas y cualquier funcionario público conozca y sea respetuoso en los derechos humanos.”

Finalmente, dejó en claro sus pretensiones de contribuir  al debate como la primera subsecretaria mujer, feminista, de izquierda y con capacidad de diálogo. “Se ha dicho que yo divido. La verdad es que yo creo que el tema de derechos humanos divide todavía al país. Y yo espero contribuir a que no lo siga haciendo. Yo voy a trabajar con todos y voy a invitar a todos. Los que se quieran restar, ya no es problema mío.”

En horas de la tarde, Lorena Fries precisó, a través de la plataforma Twitter, a qué se refirió con sus palabras e indicó que los "criminales de Lesa Humanidad deben arrepentirse públicamente y entregar información a la justicia para optar a beneficios". 

Esto tras señalar que sus palabras habían sido malentendidas por miembros de la prensa, ya que ella "no era partidaria de indulto general a criminales de DDHH".

Fries precisó que sus dichos se referían a aquellos que estaban enfermos, no a todos los "criminales de DDHH".