Política

Marco Enríquez-Ominami: verificamos sus afirmaciones como candidato presidencial

Agencia UNO
Desde sus afirmaciones sobre el "aumento" de la delincuencia en el gobierno de Piñera hasta su arremetida contra Guillier fueron revisadas por alumnos de Periodismo UC, guiados por un profesor y ayudantes del curso de Análisis Comparado.

Este es un ejercicio de chequeo de datos de afirmaciones hechas por el candidato Marco Enríquez-Ominami durante la campaña 2017. La verificación fue realizada por alumnos de Periodismo UC, guiados por un profesor y ayudantes del curso de Análisis Comparado.

Los parámetros para definir la credibilidad de la afirmación, fueron inspirados a partir de las metodologías y principios utilizados por el medidor de verdad de Politifact y  El Sabueso de Animal Político. Se crearon categorías mutuamente excluyentes y aplicables al contexto en el que se desarrolla el ejercicio.

Delincuencia aumentó con Piñera

“¿Qué es votar? ¿Qué es votar para la segunda vuelta? Tienes ocho alternativas, uno que acaba de mentir es Sebastián Piñera. No es verdad, en su gobierno la delincuencia aumentó”.

Aunque es cierto que en el gobierno de Sebastián Piñera hubo un aumento significativo en la delincuencia en algunos momentos del periodo, según datos del Índice de Paz Ciudadana, disminuyó luego del año 2011.

Por María Trinidad Rivera Alliende

Durante el debate presidencial de la ANP a finales de septiembre de este año, Marco Enríquez-Ominami se refirió al aumento de la delincuencia en el Gobierno de Sebastián Piñera. Desde el comando del candidato del PRO aseguran que las cifras fueron sacadas del Índice de Paz Ciudadana- Gfk Adimark del año 2011.

Según dicho informe, en el periodo presidencial del abanderado de Chile Vamos hubo un aumento del 37,5% en julio del 2009, un peak de victimización entre diciembre y julio del 2011-2012 del 39,3% y terminó en 40,2% al final de su periodo. En el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet el índice de victimización llegó a un 43,5%.

El índice de victimización se define en esta encuesta como: “El porcentaje de hogares donde uno o más miembros de la familia han sido víctimas de algún robo o intento de robo en los últimos seis meses”. Se construye a partir de cuatro preguntas que consideran la ocurrencia de delitos de robo o intento de robo con o sin violencia, dentro o fuera del hogar.

En distintas entrevistas hechas al ex presidente, Piñera dice que las encuestas que él utiliza son las oficiales del gobierno, es decir, la Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana. Respecto a esta, pese a que el 2011 la delincuencia subió, en 2013- 2014, la victimización de hogares se mantuvo estable, ubicándose en el nivel más bajo de la serie.

El uso de indicadores y encuestas distintas entre ambos candidatos, es lo que produce esta discrepancia entre los datos entregados. Por un lado, tenemos los datos oficiales, la Enusc que es del gobierno y pagada por todos los chilenos, se realiza una vez en el año, es una muestra ampliada y depende de cada gobierno. Entre las encuestas privadas se encuentra la de Adimark con Paz Ciudadana que es semestral y con un número de personas menor. Además, están los datos de Carabineros sobre los delitos de mayor connotación social (DMCS).

El académico Cristián Garay de la Universidad de Santiago, investigador en seguridad y defensa, explica que cada encuesta mide cosas distintas por lo que tienen diferentes rangos de validez: “Mirando los diseños diría que ENUSC es más amplia y con menor error y que Piñera dispondría de mayor cantidad de registros. Pero tanto para uno como otro hay que tener en cuenta que las encuestas proyectan. Para mí ninguno debería usar encuestas, sino datos totales de delitos, pero concedería ventaja estadística a Piñera”.

Alexandre Hernández, el director de comunicaciones  Ciudadano Seguro –organización que busca contribuir a la sociedad aportando al conocimiento sobre temáticas de seguridad pública y prevención de delitos–, comparte la opinión del académico y hace referencia al uso de encuestas diferentes. “Cada candidato usa la encuesta que más le conviene y es así cómo se manipulan las respuestas, sin preguntarse qué miden finalmente ni las diferencias de conceptos que hay en cada una, solo fijándose en el resultado final”, aclara.


Acusaciones contra Guillier

“Son conocidos los acuerdos de Guillier con las mineras, fue vocero de las isapres, fue funcionario de Piñera durante 10 años, violó la intimidad de un juez de la República, destruyó su carrera y relacionó la homosexualidad con la pedofilia”.

Las acusaciones que realiza el candidato Marco Enríquez Ominami hacia Alejandro Guillier, nacen de hechos constatables, pero carecen de contexto y se acomodan a la interpretación del candidato.

Por María Trinidad Rivera Alliende

A través de una carta dirigida a “las izquierdas de Chile” en su sitio web oficial, Marco Enríquez-Ominami acusó a Alejandro Guillier de “tener acuerdos con las mineras, que fue  vocero de las isapres, fue funcionario de Sebastián Piñera, violó la intimidad de un juez y relacionó homosexualidad con pedofilia”. Para comprender y confirmar los dichos del candidato del PRO sobre el abanderado de la Nueva Mayoría los analizaremos uno a uno.

Respecto a la frase: “son conocidos los acuerdos de Guillier con las mineras”. En una entrevista televisada Alejandro Guillier aclaró que en su declaración de intereses dice qué interés tiene hoy que lo pueda inhabilitar, no los que ha tenido durante su vida. “Cuando decidí ser candidato (a senador) me retiré de la Fundación Escondida (...) Por lo tanto, corté el vínculo (con el directorio)", dijo Guillier. Por lo tanto, el candidato confirmó su relación con las mineras, pero no de la forma en que fue acusado.

“Fue vocero de las isapres”. ME-O hace referencia a un comercial del 2006 donde Guillier participó como rostro del video que se realizó a propósito de los 25 años de la creación del sistema y que fue transmitido en salas de cine del país.

Respecto a esto Guillier aclaró en 2016 que era cierto, pero que haber participado había sido un error. “Si quieren todos los periodistas nos abstenemos, pero hagámoslo todos”, dijo respecto a la publicidad.

“Fue funcionario de Piñera durante 10 años”. Es cierto en el sentido de que trabajó desde 1999 al 2008 en Chilevisión y este canal fue comprado el 2005 por el candidato de Chile Vamos. Por lo que en ese sentido sí fue un funcionario más del ex presidente. Pero oficialmente fueron tres años, desde que Piñera realizó la compra del canal. “Es un hecho notorio, que el candidato trabajo en CHV por diez años”, dice Luis Conejeros, Jefe de Comunicaciones de la campaña del senador por Antofagasta.

“Violó la intimidad de un juez de la república, destruyó su carrera y relacionó la homosexualidad con la pedofilia”. Con esta frase hace referencia al caso del juez Calvo del 2003 por la grabación que CHV realizó en un sauna gay donde asistía el magistrado, cuando Alejandro Guillier era Director de Prensa del canal.

Según las noticias,el candidato fue absuelto del hecho y todavía justifica el uso de cámaras ocultas, como manifestó el 13 de octubre del 2016 a T13: “En ese caso se justificó plenamente, y así lo acreditó el Colegio de Periodistas cuando hizo un sumario por las partes, solicitada por los jueces”.

Se dice que “destruyó su carrera” en el sentido de que el caso del juez formó parte de la agend nacional y no ha dado más declaraciones públicas en los medios, como se evidenció en el reportaje de La Tercera “Un hombre fracturado” del 6 de noviembre del 2016.

Respecto a los conceptos de homosexualidad y pedofilia, el candidato ME-O  hace una crítica porque quedaron como temas comunes la situación del Juez Calvo en el sauna gay, con el caso Spiniak, sobre una red de pedofilia, pero no hay datos empíricos para establecer una correlación.

Desde el comando de Alejandro Guillier señalan que no se referirán en detalle a los dichos del candidato del PRO. “El único comentario es que solo esperamos que ME-O, como señaló en los medios, nos dé su apoyo en una posible segunda vuelta el 19 de noviembre en la noche”, sentenció Conejeros.


Bachelet deja más presupuesto

“Es un presupuesto que además libera mucho más que en 2013 fondos para el próximo presidente. Duplica casi lo que Piñera dejó al presidente siguiente, ella (Bachelet) va a dejar más de libre disposición para que ojalá nosotros los progresistas podamos asignar más recursos a ustedes los chilenos”.

Aunque es cierto que el presupuesto aumentó respecto a lo que dejó el ex presidente Sebastián Piñera, el porcentaje del total entregado, no se duplicó como dice Marco Enríquez Ominami ya que este solo aumentó en un 20%.

 Por María Trinidad Rivera Alliende

Durante un Facebook Live desde su cuenta oficial, el 5 de octubre, Marco Enríquez-Ominami se refirió al presupuesto que dejará la presidenta Michelle Bachelet diciendo que duplica lo entregado por Sebastián Piñera en el 2014. Desde el equipo de campaña del PRO aseguran que estas cifras fueron sacadas de la Ley de Presupuesto.

Sin embargo, según el informe de finanzas públicas de la Ley de Presupuestos, en la página 33, aparecen los fondos a libre disposición desde el 2006. En estos se puede observar que la Provisión para Distribución Suplementaria (Fondos de libre disposición) del año 2014 fue de 380 millones de dólares, un 0,7% del gasto total. Respecto al de 2018 que es de 456 millones de dólares, corresponde al 0,7% también del gasto.

Por lo tanto, esta diferencia entre ambos es sólo del 20% y no lo dúplica como dice ME-O.

Paula Gallardo de la Dirección de Presupuestos del actual Gobierno asegura que los datos entregados en la presentación son los correctos. “Si uno revisa la tabla se da cuenta del presupuesto que cada uno dejó a libre disposición y la facultad para reasignar”, dice Gallardo.

Para la economista de Libertad y Desarrollo, Carolina Grunwald lo más correcto es medir estas cifras respecto al porcentaje del gasto total, que se mantuvo en un 0,7% en ambos periodos. “Se está dejando lo mismo, respecto al promedio histórico, por lo que (Marco Enríquez-Ominami) está equivocado”, evalúa la economista.

Sobre el fondo de libre disposición y la facultad de reasignar, Grunwald explica que no es una obligación legal, pero es parte de la tradición dejar un monto para el próximo Presidente: “Es darle un monto, que tiene un cierto grado de flexibilidad para que el próximo candidato pueda hacer las cosas que quiere sin pedir grandes permisos o no se demore tanto”.