Política

Mario Marcel: De ser criticado en el Congreso a la primera línea del nuevo gobierno

Agencia Uno
Por Héctor Basoalto
En medio de la tramitación del cuarto retiro, la postura del ex presidente del Banco Central era respaldada por el oficialismo mientras recibía duras palabras desde el PS y el PC. Hoy, luego de estas críticas, el escenario cambió y Marcel se convertirá en el ministro de Hacienda de Gabriel Boric.

En medio de la tramitación del cuarto retiro del 10% de las AFP se produjeron una serie de intercambios entre los parlamentarios que respaldaban la iniciativa y distintas autoridades en materia económica.

En ese minuto, en plena discusión en el Congreso, uno de los principales detractores del retiro de fondos previsionales fue el presidente del Banco Central y próximo ministro de Hacienda, Mario Marcel.

Mario Marcel asumirá la cartera de Hacienda en el próximo gobierno de Gabriel Boric Agencia Uno
Lee También >

Mario Marcel asumirá la cartera de Hacienda en el próximo gobierno de Gabriel Boric

A pocos meses de dicha situación, hoy el escenario es diametralmente opuesto. Marcel pasó de ser un enemigo de las aspiraciones del Frente Amplio y de la oposición a ubicarse como uno de los ministros más influyentes del Presidente electo, Gabriel Boric.

¿Cómo se generó este camino? En T13.cl te lo contamos.

Integrante de la Concertación

Mario Marcel es ingeniero comercial de la Universidad de Chile y MPhil en Economía de la Universidad de Cambridge. 

Antes de llegar al Banco Central, fue director de la Práctica Mundial de Buen Gobierno del Banco Mundial en Washington D.C., Estados Unidos.

Del mismo modo, fue subdirector de Gobernabilidad y Desarrollo Territorial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en París, Francia.

Desde el 2000 hasta el 2006 fue Director de Presupuestos en el Gobierno del Presidente Ricardo Lagos. Posteriormente, presidió el Consejo Asesor Presidencial para la Reforma Previsional en el primer Gobierno de Michelle Bachelet.

Ya en 2016, durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet, se convertiría en el presidente del Banco Central.

Marcel vs el Congreso

En medio de la tramitación del cuarto retiro, uno de los nombres que más se repitió como expositor en las instancias que discutieron la iniciativa fue el del entonces presidente del Banco Central.

Marcel se presentó en reiteradas ocaciones en las comisiones que tramitaron el retiro, tanto en la Cámara de Diputadas y Diputados como en el Senado, argumentando sobre el impacto inflacionario y sobre el impacto en las arcas fiscales de una nueva salida de fondos previsionales.

Si bien el nuevo ministro de Hacienda es cercano al Partido Socialista -e incluso estuvo cerca de liderar dicho ministerio durante el primer gobierno de Michelle Bachelet- eso no le impidió recibir duras críticas de parlamentarios socialistas.

El diputado Marcos Ilabaca (PS), entonces presidente de la comisión de Constitución de la Cámara Baja, se refirió en duros términos a las advertencias realizadas por el presidente del Banco Central sobre el impacto económico de un nuevo retiro.

“Esto demuestra el alto nivel de desconexión de la elite económica con lo que viven y sufren todos los chilenos (...) Son los técnicos que nos llevaron a la explosión social del 18 de octubre”, aseguró luego de una exposición de Marcel en la instancia.

Por su parte, Leonardo Soto (PS) sostuvo que “no nos sorprende el cuadro sombrío y oscuro que pinta hacia el futuro el presidente del Banco Central si es que se aprueba un cuarto retiro de fondos de las AFP".

"En cada una de las presentaciones que ha hecho en la misma comisión, en cada uno de los retiros, ha dicho lo mismo. Ha anunciado una verdadera catástrofe, impactos negativos, hasta desmoronamiento de nuestro sistema financiero (...) La verdad es que la realidad dista mucho de aquello”, remató Soto en esa ocasión.

El panorama no fue distinto cuando Marcel expuso ante el senado. Entonces, el senador Alfonso de Urresti (PS) señaló que “le pediría al presidente del Banco Central que no solo converse con sus economistas, con sus cifras, con los gráficos que nos ha planteado, sino que también vea la realidad de la gente concreta”.

Por su parte, Francisco Huenchumilla (DC) le indicó que "ustedes, los economistas de la ex Concertación, adoraban a la virgen del puño apretado, no gastar; y ahora rasgan vestiduras porque estamos metiendo plata al PIB. ¿Ven que se podía meter plata a la economía y el país no se vino abajo?".

En respuesta a este emplazamiento, Marcel señaló que "nos invitaron a hablar del cuarto retiro, efectivamente no es la única fuente de todos los males que afectan al país, pero a nosotros nos invitaron a hablar del cuarto retiro, no de los males que aquejan al país o al rol de la Concertación".

Pero las críticas no solo provinieron del Congreso, sino que también -fuertemente- desde un sector del Partido Comunista. Juan Andrés Lagos sostuvo que "el Banco Central no tiene idea de economía a escala humanas. Su referente son las 7 familias ricachonas".

A su vez, el economista Ramón López aseguró que “el daño que va a producir el BC es grande y lo hacen para forzar el resultado que quieren, que la economía deje de crecer y aumentar así el desempleo para así culpar a los subsidios sociales y prevenir retiros de AFP. ¡Increíble!”.

Respaldo del oficialismo

En este periodo, el mejor aliado de Marcel fue el oficialismo. Con excepción del segundo retiro -que tuvo el respaldo del gobierno- el Ejecutivo rechazó todas las iniciativas aprobadas por el Congreso, e incluso amenazó con recurrir ante el Tribunal Constitucional en caso que fueran despachadas.

En este contexto, el gobierno concordó en varias ocasiones con la postura del timonel del Banco Central. 

Mientras los parlamentarios socialistas arremetían en su contra, los congresistas del oficialismo respaldaban sus palabras.

En su momento, el diputado Juan Antonio Coloma (UDI) señaló que fue “una exposición contundente y espero que llame a la reflexión a aquellos que insisten en destruir el sistema de pensiones de nuestro país. Creo que hoy, como nunca, tenemos que entender que lo que está en juego no es solo un nuevo retiro, sino que es la estabilidad macroeconómica país, y al mismo tiempo la subsistencia de un sistema que permite a las personas ahorrar en sus cuentas individuales pensando en su futura pensión”.

Por su parte, Luciano Cruz-Coke (Evópoli) indicó que “Mario Marcel tiene toda la razón (...) Esto es nefasto para la economía y todos saben que es nefasto, sin embargo, se pretende seguir con esto como si no fuera a tener efecto precisamente sobre los créditos de largo plazo de las personas, con el sobrecalentamiento de la economía, la inflación, la dolarización de la economía. O sea, Chile finalmente se va a terminar transformando en un país más caro”.

Pero quizás el respaldo más grande provino desde el propio Ejecutivo, luego que en octubre pasado, el Presidente Sebastián Piñera lo ratificara como presidente del Banco Central hasta el año 2027.

No obstante aquello, no podrá cumplir dicho periodo debido a los nuevos desafíos políticos que surgieron en las últimas horas.