Política

Anuncio de matrimonio igualitario dinamita la relación Piñera-UDI e impacta en candidatura de Lavín

Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
En el gremialismo consideraron una traición el sorpresivo giro del mandatario que, dicen, no fue informado ni a sus ministros. No solo el tema divide a la coalición, agregan, sino que saca del foco central por estos días: mejorar las ayudas sociales en medio de la pandemia. La relación entre La Moneda y el oficialismo se agudiza y en la UDI temen de los efectos adversos que pueda conllevar para la mejor figura presidencial del sector.

“Traición”. Esa era la palabra que usaban dirigentes de la UDI en los distintos chat de WhatsApp para referirse al anuncio del Presidente Sebastián Piñera respecto de la urgencia que había decidido otorgarle al proyecto de ley de Michelle Bachelet que regula el matrimonio igualitario. La reacción de los dirigentes se daba minutos después de que eran sorprendidos por el mandatario en su última cuenta pública frente al Congreso Nacional.

“No sabíamos lo que iba a decir”, reconocen en ese partido sobre la jornada de este martes, haciendo la comparación con anteriores discursos en donde la autoridad hace un recuento del estado político y administrativo del país, así como también delinea el futuro a corto plazo.

Quiero sentirme parte de un equipo y no ser sorprendido con un discurso de esta naturaleza”, decía a T13 apenas el Presidente finalizaba su discurso, el senador de la UDI Juan Antonio Coloma.

“No me gusta cuando a veces el Presidente no escucha a quienes están dentro su coalición. Voy a ser bien franco: el matrimonio igualitario nunca lo anticipó, no estaba en el programa y a mí eso no me gusta. (…) yo he sido uno de los que más lo ha defendido en muchos aspectos, porque creo que gobernar es muy difícil”, añadió el parlamentario, quien tiene gran ascendencia en la UDI.

En redes sociales, igualmente, parlamentarios de RN del ala más conservadora como Francesca Muñoz y Leonidas Romero criticaban al mandatario por estar “bailando al ritmo de la izquierda”.

Incluso, los centros de estudios con tendencia a la centroderecha hacían reparos al discurso que entonces Piñera pronunciaba en el Congreso. “¿Qué será peor? ¿Buscar la popularidad a cualquier costo? ¿Pensar que basta un anuncio para subir en las encuestas? ¿Renunciar a todas y cada una de las convicciones manifestadas antes? ¿Dividir a su coalición en estos momentos? ¿Cambiar de prioridades por la encuesta de turno?”, escribió Claudio Alvarado, director ejecutivo del Instituto de Estudios de la Sociedad (IES).

Presidenciables de ChileVamos respaldan matrimonio igualitario: Kast dice que se defraudó a votantes Agencia Uno
Lee También >

Matrimonio igualitario: las reacciones de los presidenciables de Chile Vamos al anuncio de Piñera

La trastienda: A espaldas de sus ministros

¿Qué tan sorpresa fue el anuncio del Presidente Piñera? Hay varios trascendidos en Chile Vamos durante la jornada de este martes. En el conglomerado señalan que el propio mandatario decidió agregar, en el Palacio de Cerro Castillo, el anuncio sobre matrimonio igualitario; eso solo horas antes del inicio de la cuenta pública -15:00- y que incluso sorprendió a los ministros del comité político.

Eso sí, señalan que pocas semanas antes de la cuenta pública, Piñera socializó la idea con sus secretarios de Estado del equipo político sobre la idea de impulsar el matrimonio igualitario. Pese a que es un comité político abierto a ese proyecto de ley, dicen, se le advirtió de un posible daño a la carta presidencial del sector mejor evaluada por la ciudadanía, Joaquín Lavín.

Tan sorpresivo fue para los dirigentes de Chile Vamos que personalmente algunos consultaron por la idea a ministros y al jefe de asesores del segundo piso, Cristián Larroulet. Dicen que la respuesta fue negativa: no sabían del cambio de planes del mandatario en el discurso.

Mientras la cuenta pública estaba ocurriendo, además, circuló un borrador del discurso del Presidente en el que no se contemplaba justamente el anuncio sobre el matrimonio igualitario.

La sorpresa, en ese sentido, advierten en la UDI, no solo levanta tensiones momentáneas con Chile Vamos, sino que, dicen, puede traer efectos severos para la derecha. “Para muchos esto es una traición del Presidente, y el divorcio definitivo con parte de la coalición”, escribió en su Twitter martes el diputado UDI Guillermo Ramírez en torno al anuncio de matrimonio igualitario.

Más tarde, profundizó al respecto y dijo: “Todo Chile sabe que al interior de Chile Vamos hay distintas visiones acerca del matrimonio del mismo sexo, por eso, lo mínimo que se espera de una misma coalición y su gobierno es que antes de hacer este anuncio, se comente, se comunique, y no se oculte, incluso de sus propios ministros. La sensación que hoy queda es que el Presidente Piñera ha traicionado la confianza de quienes más cercanamente trabajan con él, al norte haberles dado ni siquiera la oportunidad de opinar en una materia que es tan importante y tan controvertida al interior de la coalición”.

El efecto sobre Lavín que preocupa

“Yo siempre lo he dicho, en mi concepción personal, el matrimonio es entre hombre y mujer. Sí creo que las leyes civiles y el Estado deben dar el mismo nivel de protección a todos los tipos de familia: igualdad para las uniones heterosexuales y las uniones homosexuales”. Esa fue la declaración que entregó Lavín la tarde de este martes.

En su círculo señalan que el exministro no está a favor del matrimonio igualitario, pero sí de que parejas del mismo sexo tengan los mismos derechos civiles al convivir, es decir, incluso pueden acceder a la adopción de niños y niñas.

Más allá de su postura en este tema valórico, recalcan en la UDI, preocupan los efectos que puedan pesar sobre su figura este discurso de Piñera. ¿Es un golpe duro? ¿Puede traerle un costo irreversible para su futuro presidencial y para la continuidad en el poder de la derecha?

Justamente este lunes, en la sede de la UDI, Lavín discutió con los diputados de su colectividad sobre la estrategia que se deberá adoptar en segunda vuelta presidencial ante el comunista Daniel Jadue. ¿Derechizarse más?, fue una pregunta que estuvo en el debate y que terminó con una conclusión clara: el sector no debe atrincherarse.

En ese sentido, la tensión que se revive en la derecha complica los planes del, hasta ahora, mejor candidato aspectado de Chile Vamos en la primaria presidencial del 18 de julio.

El eterno dilema de los temas valóricos

El proyecto de ley de matrimonio igualitario no es parte del programa de gobierno de Sebastián Piñera, de hecho, fue un mensaje presidencial de Michelle Bachelet; sin embargo, había sido una bandera que Evópoli ha intentado empujar desde la derecha liberal.

En la coalición, no obstante, habían concordado estos años en que no se concentrarían en temas que les ocasionaran divisiones. Esto, sobre todo, luego de que la segunda administración de Sebastián Piñera, de hecho, había iniciado su periodo legislativo haciéndose parte activamente -con una indicación sustitutiva- del proyecto de ley de identidad de género. La idea había surgido en medio del auge que tomó el tema luego del Oscar que obtuvo la película chilena Una Mujer Fantástica, protagonizada por la actriz trans Daniela Vega.

Evópoli entonces bregó por ese proyecto promovido por Michelle Bachelet que finalmente terminó siendo reimpulsado con éxito en el Congreso por Piñera.

Fue el primer proyecto de ley del gobierno aprobado en el Parlamento y entonces levantó resquemores sobre todo de la UDI, que pedía impulsar el programa de gobierno y no otras ideas.

La relación entre Chile Vamos y el gobierno ha ido empeorando en medio de la crisis de la pandemia, sobre todo luego de las tramitaciones de los retiros del 10%.

¿Se debilita aún más? “Absolutamente. Un discurso como este, al término del gobierno, no solo produce desilusión sino más grave aún: produce una gran desafección”, dijo a T13.cl la senadora UDI Jacqueline van Rysselberghe.

Ahora bien, en Chile Vamos dicen que el anuncio no solo tensionó porque se trata de un tema valórico sino porque Piñera desvió la atención de lo importante: fortalecer las ayudas sociales en medio de la crisis económica. “Las palabras del Presidente están muy marcadas por la derrota ideológica que estamos viviendo como sector político. Este era el momento para dar un golpe en el timón en el tema de la ayuda social y no insistir en una marca desgastada como el IFE sino que haber salido con algo más audaz, lo habíamos pedido”, dijo el diputado RN Diego Schalper.

La senadora Van Rysselberghe también relevó el punto y criticó que no hubiese anuncios para las pymes, los emprendedores y la clase media.

Los próximos días, de hecho, son clave para la tramitación en el Congreso en torno al paquete de ayudas económicas concordado con la oposición.