Política

Viña del Mar: Contraloría detecta infracciones en concesión del Casino Municipal

Agencia Uno
Por T13
El organismo regulador evidenció una serie de inconsistencias en la concesión del casino a la empresa AMC, que dicen relación con la recaudación por concepto de entradas al edificio y por varios ítems donde la empresa no habría cumplido su contrato.

La Contraloría efectuará un sumario en la Municipalidad de Viña del Mar por infracciones detectadas en la concesión del Casino Municipal durante la administración de Virginia Reginato entre los años 2017 y 2018.

De acuerdo al informe que tuvo acceso T13, se detectaron diferencias significativas entre la venta de entradas al lugar y la recaudación efectiva entre enero de 2017 y julio de 2018. En dicho periodo se registró un total de 8.369 tickets vendidos por el municipio; sin embargo, el estimado de entradas que se debieron haber vendido en ese rango de fechas es de 439.641.

Ripamonti presenta equipo jurídico tras denunciar Agencia Uno
Lee También >

Ripamonti presenta equipo jurídico tras denunciar "hechos de crimen organizado" en Viña del Mar

En el documento se afirma textualmente que, "el monto que el municipio pudo percibir por la venta de tickets debió ascender aproximadamente a $1.670.635.800, monto que dista considerablemente de la suma efectivamente percibida por ese ente edilicio por ese concepto, ascendente a $31.802.200".

Los dardos apuntan a la empresa AMC. El informe señala que dicha empresa es subsidiaria de Enjoy S.A. a través de su filial Enjoy Gestión Ltda. Fue esta última la que celebró un contrato con AMC para administrar el centro de entretenimiento.

Además de los boletos vendidos, el documento revela una serie de incumplimientos de contrato por parte de AMC, como la falta de implementación de un sitio web de fomento al turismo y el retraso en la autorización del nombramiento del nuevo gerente general de la empresa por parte del municipio.

Al mismo tiempo, se indica que el número de mesas de juego y de máquinas tragamonedas que AMC mantenía operativas era menor que las estipuladas en el convenio.

"Esta Entidad de Control instruirá un sumario administrativo a objeto de determinar las eventuales responsabilidades administrativas de los funcionarios que con su actuar u omisión, permitieron la ocurrencia de los hechos descritos", sentencia el documento.

Desde Enjoy señalaron que “si bien no hemos sido notificados de ningún sumario en específico, es importante recalcar que los casinos municipales en Chile se rigen bajo estrictas normas de licitación. En este caso en particular, el contrato de concesión municipal que data del año 2000, señala que toda la venta de entradas del casino municipal de Viña del Mar es de exclusiva responsabilidad de esa entidad edilicia, no teniendo nuestra compañía responsabilidad alguna al respecto”.

Desde la municipalidad, la alcaldesa Macarena Ripamonti comentó que "no es para nosotros agradable tener que dar siempre noticias por la mala administración anterior, nos gustaría concentrarnos en nuestro trabajo. Pero no podemos decir eso, cuando en pocas horas de haber asumido en julio, fuimos notificados por la Contraloría regional de una investigación en ese entonces secreta por incumplimientos graves del concesionario Antonio Martínez y del municipio de Viña del Mar relativo a la concesión del casino".