Política

Voto obligatorio: Chile Vamos se divide, La Moneda no fija postura y constituyentes entran al debate

Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
La UDI rechazó la iniciativa mientras gran parte de RN y Evópoli apoyó reponer la obligatoriedad. El ministro Ossa, en tanto, dijo que esperarán al Senado para adoptar una posición. El tema aparece como una diferencia más en medio de un tenso momento político oficialista, pero que deja la duda de la postura que tomarán los 38 convencionales de la derecha.

“Queremos ver es cuál es el ambiente en el Senado: ¿se busca un voto obligatorio de verdad? ¿se busca una reforma constitucional que después no sepamos bien cómo se implementa en leyes especiales? ¿se busca dar solo una señal? En la medida que vayamos recogiendo las distintas opiniones, por supuesto partiendo por las de Chile Vamos, el gobierno va a adoptar la posición que corresponda”. Esa fue la respuesta del ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Juan José Ossa, este martes, en torno al debate que se ha dado sobre la reposición del voto obligatorio en Chile.

Minutos antes, la sala de la Cámara de Diputados había aprobado en particular la iniciativa -con eso ya fue despachada al Senado- impulsada por la oposición para reponer la obligatoriedad ciudadana de participar en elecciones populares.

En la discusión hubo un arduo debate dado que el proyecto de ley no contempla sanciones para quienes finalmente no concurran a votar en los respectivos comicios.

En ese sentido, se dio una nueva división al interior de Chile Vamos. La bancada de la UDI, eso sí, mayoritariamente votó en contra (23 de ellos), el resto se abstuvo (3) y solo una integrante del grupo, Virginia Troncoso, respaldó la iniciativa. En RN, por su parte, hubo 18 apoyos, 9 rechazos y 6 abstenciones. En Evópoli, en tanto, cinco de los seis diputados se alinearon con excepción del líder de la bancada, Luciano Cruz-Coke, quien rechazó la iniciativa.

La semana pasada, en las bancadas oficialistas se criticó la pasividad del gobierno en la discusión, sobre todo luego de la debacle electoral que vivió la derecha en la elección del 15 y 16 de mayo, que terminó siendo coronada el domingo pasado en la segunda vuelta de gobernadores regionales.

Segpres

Sin embargo, esta semana, el gobierno no entró al debate con indicaciones y, por el contrario, este martes ratificó que aún no tomaría una postura al respecto. “Si a propósito de la última elección, buena parte de la clase política más institucional se siente -nos sentimos- interpelados, bueno, entonces reflexionemos qué es lo mejor para Chile, no saquemos la calculadora política, y démonos un tiempo para discutir esto en su mérito”, dijo el ministro Ossa desde La Moneda.

Asimismo, el secretario de Estado dijo no compartir que no se estipulen sanciones para los ciudadanos que no asistan a votar y, además, precisó que debe haber un mecanismo de desinscripción para evitar el voto obligatorio con inscripción automática.

Gobierno no descarta presentar indicaciones al proyecto de voto obligatorio Agencia Uno
Lee También >

Gobierno no descarta presentar indicaciones al proyecto de voto obligatorio

El debate que se viene en la Convención

Cada vez que este debate sale a la palestra, en Chile Vamos aparecen lamentos, pues justamente el voto voluntario fue una ley promulgada en el primer gobierno de Sebastián Piñera. “Fue un error”, no se tardan en decir al entrar de lleno al debate que reapareció luego de la baja participación ciudadana de las elecciones municipales, gobernadores y de constituyentes del 15 y 16 mayo.

En la UDI, así, el principal argumento en contra que se dio durante la discusión de este martes es que la reforma no establece una sanción y que, por lo pronto, tampoco introduce un mecanismo para generar una inscripción voluntaria en el registro electoral. De hecho, en el gremialismo han manifestado estar a favor del voto obligatorio, pero con inscripción voluntaria.

Buena parte de los diputados oficialistas, además, precisan que esta reforma solo abordará el escenario de la elección presidencial y parlamentario del próximo 21 de noviembre, pero que lo definitivo realmente lo establecerá la Convención Constitucional, que redactará la nueva Constitución.

¿Habrá nuevamente una división en la derecha (21% de la Convención) sobre el voto obligatorio versus el voto voluntario? Algunos constituyentes de Vamos por Chile precisan que no ha sido un tema que han abordado aún, pese a que, por estos días, están conversando permanentemente.

“Yo creo en el voto obligatorio y no quiero sacar cuentas si acaso beneficia o no a mi sector, porque lo que beneficia a la democracia es que vote la mayor cantidad de gente, sobre todo después del desastre que vimos en la última elección. Si para revertir eso es necesario que el voto sea obligatorio, entonces que sea obligatorio, pero con inscripción voluntaria. No puede volver a ocurrir lo que pasó en la última elección del domingo. Y tiene que haber sanciones, o sino qué gracia tiene que sea obligatorio”, dice a T13.CL el constituyente electo por el distrito 23, Luis Mayol (RN).

Mientras, desde la UDI, la constituyente por el distrito 11, Constanza Hube, sostiene: “No me parece hacer cambios improvisados para la elección de noviembre. En términos generales, yo prefiero el voto voluntario al voto obligatorio, porque pone la carga en los candidatos para motivar a la ciudadanía a votar”.

Con todo, en cuanto a la discusión más próxima, en el sector ven complejo que se logre solo una postura en el Senado; no obstante, esperan que el gobierno tome una posición para corregir algunos puntos de la iniciativa.