Tendencias

Tres mascarillas faciales que puedes hacer con ingredientes que tienes en casa

Getty Images
Por T13
Antes de cualquier mascarilla recuerda limpiarte bien el rostro y considerar tu tipo de piel para el tratamiento que te realizarás.

En estos tiempos de cuarentena muchos han aprovechado el tiempo libre en casa para hacer ejercicio, ver series en Netflix e incursionar en la cocina. 

Ahora, si ya te aburriste de todo eso y buscas un pasatiempo relajante y positvo para tu salud, te contamos que las mascarillas faciales pueden ser una buena respuestaY no es necesario que adquieras las empaquetadas.  

LEE TAMBIÉN: #QUÉDATEENCASA: ¿CÓMO HACER ORIGAMI?

A continuación, te mostramos tres mascarillas caseras que puedes hacer con implementos que ya tienes en tu casa. 

Es importante destacar que previamente a cualquier mascarilla debemos limpiar bien el rostro. Esto es importante porque la suciedad se acumula en los poros generando impurezas y exceso de sebo. Además, debes tener en cuenta el tipo de piel que tienes y cual es el tratamiento que más puede beneficiarte. 

Finalmente, no olvides siempre enjuagar tu cara después de los minutos indicados por mascarilla. Si antes de que se cumpla este periodo sientes que te arde o te da comezón en el rostro, retira de inmediato. 

1. Mascarilla exofiliante y antiarrugas 

Ingredientes: 3 cucharadas de vino tinto y 3 cucharadas de miel.

Elaboración y aplicación: Mezcla bien ambos ingredientes y aplica la mezcla en el rostro. También puedes aplicarla después de meterla varios minutos en la nevera. Podrás utilizarla entre tres o cuatro veces por semana. Espera 20 minutos y luego enjuaga. 

Beneficios: Evita las arrugas, las manchas en la piel, es antioxidante, exfolia y elimina las células muertas.

2. Mascarilla rejuvenecedora

Ingredientes: Café, miel y la mitad de un limón.

Elaboración y aplicación: Mezcla un poco de café con una cucharada de miel y después ayúdate con la mitad de un limón para aplicar la mezcla por toda la cara. Déjala actuar unos 10 minutos y aclara con agua tibia. Se puede hacer unas dos veces por semana y de noche, ya que con la exposición solar puede provocar manchas en la piel.

Beneficios: Esta mascarilla reactiva la circulación sanguínea, limpia, hidrata y exfolia la piel y ayuda a que se vea más joven.

3. Mascarilla para tener la piel suave 

Ingredientes: una cucharada de yogurt natural, una cucharadita de miel y unas gotitas de limón natural. 

Elaboración y aplicación: Mezcla los ingredientes hasta que el resultado se asemeje a una pasta homogénea, aplícala en el rostro unos 30 minutos y después retira la mascarilla con agua tibia.

Beneficios: Esta mascarilla también ayuda a rejuvenecer el rostro y dejarlo mucho más fresco.