Tendencias

Aseguran que es posible guardar células madre de dientes de leche o muelas del juicio

Hasta ahora, sólo era posible conservarlas a través del cordón umbilical.

Hasta ahora, sólo era posible guardar las células madre a través del cordón umbilical. Sin embargo, recientes investigaciones aseguran que sería posible hacerlo a través de los dientes de leche y muelas del juicio.

Al menos así lo aseguran en el Banco de Células Madre VidaCel, dedicado a la criopreservación de las células madre.

“La pulpa dental es una fuente rica en células madre mesenquimales que sirven para regenerar todo tipo de tejidos, por lo que si no se tomó la decisión antes del parto, es posible aprovechar la etapa de dentición de los hijos (que se desarrolla entre los 6 y los 12 años) para conservar este valioso material biológico, o bien aprovechar la oportunidad que tienen aquellas personas que aún tienen sus muelas del juicio”, indican desde esta institución.

¿Para qué sirven? Podrían ser empleadas para terapias en el área de la ortodoncia, ya que son capaces de aumentar o regenerar el tejido óseo y la formación de dentina. A raíz de esto mismo, su uso es recomendado para casos complejos donde la ausencia de hueso dificulta la colocación de implantes; en pacientes que sufren de periimplantitis, enfermedad que provoca la pérdida del hueso; o cuando es necesario regenerar el hueso alveolar o elevar el seno maxilar.

Según aseguran desde esta misma institución, el procedimiento para conservar estas células madre sería ambulatorio, simple y poco invasivo, pero debe ser coordinado con el odontólogo al momento del cambio de dientes.