Tendencias

La polémica casa de rayas rojas en un lujoso vecindario de Londres podrá permanecer así

Tras una querella legal con el Consejo Municipal, la justicia falló a favor de la propietaria que había pintado la fachada de su casa con rayas rojas y blancas a pesar de la objeción de sus vecinos.

La polémica casa de rayas rojas en un lujoso vecindario de Londres podrá permanecer así

Una casa en el centro de Londres cuya fachada fue pintada por su dueña con rayas rojas y blancas podrá permanecer tal cual está, a pesar de la orden del gobierno municipal de repintarla.

La casa adosada queda en el elegante barrio de Kensignton and Chelsea y las autoridades locales habían determinado que las rayas no se adherían al estilo de la zona.

La propietaria de la vivienda, Zipporah Lisle-Manning, quería demoler la casa y construir un lujoso edificio de cinco pisos pero sus vecinos se opusieron y obstaculizaron el proyecto.

Tras esa traba, en 2015, decidió pintar la fachada con los colores que resultaron "ofensivos" para el vecindario.

Sin embargo, en un pleito judicial, el magistrado Gilbart declaró que la decoración de rayas era "completamente legal".

Incongruentes

El Consejo Municipal había entablado la querella contra la mujer bajo el Acta de Planificación Urbanística de 1990, declarando que las "rayas en la elevación frontal (fachada) son incongruentes con el área local".

Después de una serie de apelaciones, la señora Lisle-Mainwaring, de 71 años, lanzó un proceso de revisión judicial ante el Tribunal Superior en 2016, que finalmente falló a su favor.

Explicando el fallo, el magistrado Gilbart dijo: "A mi juicio, el permitir a la autoridad de planificación local que use la sección 215 (normas de cumplimiento) para abordar asuntos de estética, en lugar de asuntos de daño y deterioro, no está dentro de la intención y espíritu del Código Urbanístico".

"De manera que, a mi juicio, ese es un uso inapropiado de la Sección 215 para alterar un estilo de pintura legal", declaró.

Con anterioridad, Lisle-Mainwaring negó haber pintado la casa de rayas rojas por rencor con sus vecinos que objetaron sus planes de construcción.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias