Tendencias

Oscar 2022: el polémico cambio en la próxima ceremonia de entrega de los galardones de la Academia

bbc
Por BBC News Mundo
Los Oscar quieren renovarse para frenar la caída en el número de espectadores que han seguido en los últimos los premios de la Academia de Hollywood.

Los Oscar quieren renovarse para frenar la caída en el número de espectadores que han seguido en los últimos los premios de la Academia de Hollywood.

En la era de las redes sociales y la inmediatez, hace unos días la Academia anunció cambios para tratar de hacer más ágil la ceremonia de entrega de los galardones, que en ocasiones supera las 4 horas de duración.

Así, se decidió que varios premios de los 23 que se entregarán en la 94º edición de los Oscar el 27 de marzo, no se presentarán en la gala que se emite en directo por televisión, sino en una ceremonia previa, cuyo contenido luego se editará y se podrá ver resumido durante la transmisión en vivo.

Los premios que se entregarán antes en la gala televisada serán 8: los de mejor cortometraje documental, montaje, maquillaje y peluquería, música original, diseño de producción, cortometraje animado, cortometraje de acción en vivo y sonido.

La ceremonia comenzará una hora antes de que empiece la retransmisión en directo para acomodar los cambios y desde la Academia aseguran que los ganadores de esos 8 Oscar tendrán el mismo tiempo para dar sus discursos de aceptación que los demás premiados y lo harán en el teatro Dolby frente a los invitados a la gala.

La ceremonia del año pasado fue la menos vista en la historia de los premios en EE.UU., con 9,23 millones de espectadores, una caída del 51% con respecto a los 18,69 millones de espectadores que vieron los Oscar el año anterior.

En 2019, la Academia de Hollywood causó indignación cuando anunció que se presentarían varios premios durante las pausas comerciales, lo que le obligó a cancelar sus planes.

"Encontrar un equilibrio"

El poder del perroReuters

"Nos damos cuenta de que este tipo de cambios pueden generar preocupación sobre la equidad, y les pedimos que comprendan que nuestro objetivo ha sido encontrar un equilibrio en el que los nominados, los ganadores, los miembros y la audiencia tengan una experiencia gratificante con el programa", escribió hace unos días el presidente de la Academia, David Rubin, en un email en el que anunciaba las modificaciones para la ceremonia de 2022.

"En el futuro, evaluaremos este cambio y continuaremos buscando formas adicionales de hacer que nuestro espectáculo sea más entretenido y más emocionante para todos los involucrados, dentro del Teatro Dolby y viéndolo desde casa", señaló Rubin.

El presidente de la Academia cree que este cambio permitirá hacer más ágil y entretenida la gala, que este año presentarán las comediantas Wanda Sykes, Amy Schumer y Regina Hall.

Pero, según la revista Variety, la noticia no ha sentado bien en los gremios de los galardones que no se entregarán en directo durante la ceremonia, algo que señalan era " predecible" dada la rección que hubo a los planes de 2019.

"Estamos profundamente decepcionados por la decisión de la Academia de alterar la forma en que ciertas categorías, incluida la edición de películas, se presentarán en la transmisión de los Oscar", dijo la Junta Directiva de Editores de Cine Estadounidense en un comunicado hace unos días.

"Envía un mensaje de que algunas disciplinas creativas son más vitales que otras. Nada podría estar más lejos de la verdad y todos los que hacen películas lo saben".

Miembros de otras disciplinas también mostraron su decepción a medios espacializados, aunque no quisieron revelar su identidad para no enfrentarse a la Academia antes de la entrega de los premios.

El que sí mostró su desacuerdo fue el director mexicano Guillermo del Toro, cuya película "Nightmare alley" está nominada a varios premios.

Durante su discurso de aceptación por el Premio al Logro Cinematográfico de la Asociación de Críticos de Hollywood este martes, Del Toro aseguró: "Los nominados que tenemos aquí, la mayoría de los que tenemos aquí esta noche, (trabajaron) contra muchas, muchas dificultades y no hacemos (películas) solos. Las hacemos juntos, y la gente que las hizo con nosotros lo hizo arriesgándolo todo en una pandemia, presentándose, cumpliendo el día, un poco en un milagro".

"Debo decir que si algún año era el año para pensarlo, este no es el año para no escuchar sus nombres en vivo en los Oscar. Este es el año para decirlos y decirlos fuerte", añadió. "No deberíamos hacerlo este año; no deberíamos hacerlo nunca, pero no este año, y debemos decir que este 2021 fue un gran año para las películas".