Tendencias

Bundesliga de alta tecnología: drones, inteligencia artifical y "big data"

Pocos clics en lugar de horas de análisis de video, drones en entrenamientos y un sistema de radar en lugar de controles manuales en los estadios: la Bundesliga está mejorando su tecnología de cara a la nueva temporada.

Bundesliga de alta tecnología: drones, inteligencia artifical y big data

Un zumbido constante se escucha en el aire. En Bad Häring, Austria, los jugadores del FC Ausburg sudan en el campo de entrenamiento antes del inicio de la temporada. Mientras tanto, Martin Schmidt, entrenador del equipo, pone en práctica formaciones tácticas que son observadas por la lente de un dron. Utiliza este recurso para detectar ciertos errores en el movimiento de sus jugadores. Y no es el único en la Bundesliga. Muchos usan drones. Incluso, la temporada pasada el Werder Bremen echó mano de este recurso para espiar a sus rivales del Hoffenheim.

Bondades del "big data" a nivel de juego

Hasta ahora, los drones sólo tenían la capacidad de cambiar el ángulo de visión de la cámara, pero hoy en día la digitalización implica un complejo procesamiento de datos e información (big data). Por ejemplo, de cara a la preparación del siguiente partido, “bastan siete segundos para conocer las habilidades de cada jugador. Por el contrario, el análisis convencional de un partido puede durar hasta seis horas”, explica el profesor Daniel Memmert de la Universidad Alemana de Deportes en Colonia. Esto significa que en un tiempo más corto se podrían analizar muchos más partidos, detectar los detalles tácticos del oponente, y así ajustar la estrategia de juego adecuada. Por lo tanto, ser impredecible es una estrategia para tener éxito y no es casualidad que muchos equipos de la Bundesliga estén trabajando sobre este aspecto en la pretemporada.

Todos los partidos de la Bundesliga son grabados en detalle y todos los clubes tienen acceso a estos archivos. Es tarea de cada club recopilar información sobre entrenamientos, rendimiento físico y salud de sus jugadores. Por su parte, el TSG 1899 Hoffenheim va un paso más allá: es un club que incluso pone atención en el desgaste mental de sus jugadores más jóvenes. “Nunca es suficiente la información cuando se quiere llegar a resultados concretos”, apunta Raffael Hoffner, responsable del área digital del club.

Cantidad no es igual a calidad

Para algunos clubes y analistas como Daniel Memmert, se trata del arte de encontrar cifras relevantes entre la gran cantidad de números y datos disponibles. “Nosotros nos enfocamos en otros parámetros: control del espacio, nivel de presión sobre el rival y efectividad de pases.” Hoy los nerds también se han metido al terreno del fútbol con el afán de encontrar los algoritmos más efectivos. “El FC Barcelona recientemente contrató cinco analistas de datos”, dice Memmert. Por su parte, Hoffner apunta que el Hoffenheim también apuesta por especialistas en tecnologías de la información, psicólogos del deporte y analistas enfocados al rendimiento.

Hoffner hace énfasis en que la tecnología debe estar siempre adaptada a las necesidades de cada club. “¿De qué sirve un algoritmo utilizado por el FC Bayern? Nosotros tenemos una filosofía de juego diferente, un equipo diferente, y esta temporada no tenemos la presión de jugar la Liga de Campeones". Con el apoyo del SAP, el mayor fabricante de software en Europa, el Hoffenheim se está posicionando como el equipo pionero en el tema digital a nivel Bundesliga. Con la idea de mostrar los resultados a los jugadores, el club cuenta con el “Espacio de Datos Interactivo”, una sala de conferencias con pantallas interactivas y dispositivos utilizada para mostrar jugadas y otras estadísticas en su sede.

Sin barreras ni registros en el estadio

¿Qué hay en cuanto a la alta tecnología para los fans en la Bundesliga? Quizá dejará de haber tanta acumulación de gente a la entrada de los estadios.

El FC Bayern Múnich es el único club en Europa en hacer pruebas con “Hexwave” esta temporada: un radar que escanea ópticamente a los fans y, gracias a inteligencia artificial, detecta objetos peligrosos como armas o bengalas, que activan una alarma. “Es una prueba limitada a pocas semanas en Múnich”, comenta Brittany Whitmore, portavoz de la compañía. De tal forma que los controles seguirán siendo manuales hasta nuevo aviso.

 

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias