Tendencias

Cerca de 85 millones de celulares están en desuso y guardados en casa

t13
En los últimos 14 años han entrado a Chile más de 133 millones de teléfonos móviles, de estos 24,6 millones están activos actualmente. Expertos advierten de las consecuencias en caso de no entregarle un nuevo uso a estos equipos.

¿Cómo cuantificar los celulares que están en desuso? Pues bien, si ponemos en fila uno tras otro, equivale a la distancia de Santiago a Berlín en Alemania y si los pesamos, equivalen a casi 2 veces el peso de la Torre Eiffel. Nuestros teléfonos son altamente reciclables, pero de no hacerlo, se transformarán en grandes cantidades de basura electrónica que contaminan al medio ambiente. Si pensamos que, en general, los chilenos renovamos nuestros celulares entre cada 12 y 18 meses, es comprensible que sean 85 millones de equipos los que están en desuso en los cajones de nuestros hogares, guardados porque aún les entregamos valor, pero sin ser usados.

“Es importante fomentar la reutilización de equipos y así extender su valor más allá de un primer usuario”, explica Marcelo Ponce, Gerente de Negocios de OpenSmart.cl, tienda online especializada en venta de celulares reacondicionados, nuevos descontinuados y semi-nuevos. “Hay una gran oportunidad de darles una segunda vida a estos equipos, los que luego de pasar por una exhaustiva revisión, quedan al alcance de parte de la población que quiere tener mejores modelos, pero a precios alcanzables, entregando una experiencia casi igual a la de un equipo nuevo”, señala Ponce.

Cada vez se levantan con más fuerza los celulares reacondicionados, es decir equipos usados que pasaron por un proceso de reemplazo de piezas, aumentando en un 500% sus ventas en los últimos 3 años. También podemos acceder a modelos descontinuados comercialmente, los cuales debido a que los fabricantes deben dar espacio a sus nuevos modelos, dejan de ofrecerlos, quedando acumulados en bodegas y no disponibles al público. Estas opciones no solo son más ecológicas, sino que también permiten obtener buenos celulares a muy bajos precios, evitando la fabricación, transporte y posterior desecho de un nuevo equipo.

Revalorar, reutilizar y reciclar

Es importante considerar que si cuidamos adecuadamente nuestro equipo, extendemos su vida útil, postergando el reemplazo anticipado y aumentando las oportunidades de poder reutilizarlo. “Esto lo podemos hacer al emplear buenas prácticas que cuiden los equipos, como lo son usar láminas y carcasas para proteger la pantalla y estructura, usar cargadores certificados y no exponer el teléfono a altas temperaturas. Debemos pensar en nuestros celulares ya no como un producto de un uso, sino que pensarlo siempre como un producto que puede seguir siendo utilizado por otros” señala Marcelo Ponce.

Pero debido a los diversos estados en los que se encuentran los equipos luego de un primer dueño, no todos son aptos para el reacondicionamiento. Para esos casos, en vez de guardarlos en un cajón o botarlos a la basura, es importante que los reciclemos. Un teléfono está formado por entre 500 y hasta 1.000 componentes que pueden ser reciclados, muchos de ellos de no serlo, pasan a ser altamente contaminantes, liberando tóxicos al medio ambiente en su lento proceso de degradación. Tenemos la mayor parte de los celulares en desuso aún a nuestro alcance, es una gran oportunidad, que si no administramos como corresponde, puede también ser una gran amenaza.