Tendencias

El campo magnético de la Tierra se invirtió hace 42.000 años: las consecuencias fueron dramáticas

NASA
Por T13
Los científicos establecieron que durante un periodo nuestro planeta quedó totalmente desprotegido frente a los rayos cósmicos provenientes del espacio.

Un nuevo estudio, elaborado por académicos de la  Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, postula que nuestro planeta atravesó una época de agitación global hace unos 42 mil años, producto de la inversión del campo magnético de la Tierra. 

Según el radiocarbono conservado en los anillos de árboles antiguos, varios siglos de degradación climática, extinciones masivas e incluso cambios en el comportamiento humano pueden estar directamente relacionados con la última vez que el campo magnético de la Tierra cambió su polaridad.

“Los hallazgos fueron posibles con los antiguos árboles kauri de Nueva Zelanda, que se han conservado en sedimentos durante más de 40.000 años. Utilizando los árboles antiguos, pudimos medir y fechar el aumento en los niveles de radiocarbono atmosférico causado por el colapso del campo magnético de la Tierra”,  dijo el científico terrestre Chris Turney de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia.

El hallazgo de un árbol de kauri que estaba vivo durante la última inversión magnética ocurrida hace 41 mil años, y cuyos efectos duraron unos ocho siglos, le permitió a los académicos calcular la cantidad de rayos cósmicos que entraron en nuestra atmósfera.

El estudio, publicado en la revista Science, estableció que durante aquellos 800 años, la magnetosfera, campo que protege a la tierra de los rayos cósmicos emanados principalmente del sol, se debilitó un 28 por ciento.

Los investigadores lograron establecer que antes de aquel evento, la magnetosfera ya había sido debilitada hace unos 42.200 años, en un evento llamado Adams, el que dejó a la Tierra casi sin protección contra los rayos cósmicos, provocando extinciones masivas. 

"El campo magnético de la Tierra se redujo a sólo un 0-6 por ciento de fuerza durante el Evento Adams", explicó Turney, y agregó que  "básicamente, no teníamos ningún campo magnético, nuestro escudo de radiación cósmica había desaparecido por completo".

Los investigadores señalan que los datos sugieren que una inversión geomagnética puede ser un evento que altere seriamente el mundo. Y la evidencia reciente ha sugerido que actualmente estamos al borde de otro.