Tendencias

El científico japonés que explicó la forma en que se detuvo un terremoto (pero era mentira)

La prestigiosa Revista Science tuvo que retractar el artículo de una investigación de la Universidad de Kioto que había revelado un fenómeno que coincidía con el de una leyenda local.

Crédito: Universidad de Hong Kong
El científico japonés que explicó la forma en que se detuvo un terremoto (pero era mentira)

Un científico japonés presentó un estudio que mostraba cómo un destructivo terremoto en la localidad de Kumamoto, en Japón se frenó en seco gracias a una cámara de magma situada bajo el Monte Aso, un volcán cercano. Poco tiempo después, la revista Science que publicó el presunto "milagro", se tuvo que retractar.

Esto porque todo indica que la milagrosa conclusión está basada en plagios y falsificaciones.

Según informa El País, la historia es protagonizada por Aiming Line, un geofísico japonés de la Universidad de Kioto que hace dos meses presentó ante el mundo su investigación que suponía el "milagro del Monte Aso" y que se basaba en el terremoto de 7,1 de magnitud que el 2016 afectó a Kumamoto.

Line aseguraba que la ruptura de la falla a los pies de la localidad de Kumamoto, se detuvo gracias a una cámara de magma situada bajo el Monte Aso, el volcán más activo de Japón. Al parecer su "investigación" simplemente se basaba en una leyenda local que dice que el humo del volcán es la señal de un dios ardiendo para redimir los pecados humanos.

El trabajo que había sido publicada en la prestigiosa revista científica "Science", tuvo que anunciar el pasado 3 de mayo, la retractación del estudio tras ser notificados de la falsificación.

                    

¿Por qué ocurrió el engaño?

La Universidad de Kioto luego de notar irregularidades en la investigación, estableció que el profesor había falsificado datos y manipulado imágenes, e incluso habría estirado los mapas de la región y modificado el foco del terremoto para que todo pudiera calzar con la hipótesis del "milagro volcánico".

“Para nosotros ha sido un episodio muy triste, como siempre ocurre con los fraudes”, declaró un portavoz de la institución.

Line dijo que el problema es que no tenía experiencia con el software de dibujo que usó para los análisis. Aún así, sostuvo que sus conclusiones eran correctas. 

12.000 estudios al año recibe la revista científica, de esas, unos 800 de ellos son publicados tras un proceso de revisión por otros científicos.

“Una pequeña fracción de estos artículos, entre tres y cinco al año, son retractados, pero la mayor parte de las veces es por errores honestos. En casos excepcionales, como este, también puede haber una presunta mala conducta”, explica Meagan Phelan, portavoz del comité editorial de Science.

Qué tan común es que la revista Science se retracte

Dentro del mundo científico, las investigaciones son actualmente muy importantes. El sistema evalúa a los científicos según la cantidad de estudios publicados en revistas de alto impacto, como la revista Science.

“La investigación científica es un proceso de autocorrección. En parte, los estudios se publican en revistas académicas para que otros científicos puedan intentar replicarlos, confirmarlos o refutarlos. Así es como avanza la ciencia”, explica Phelan.

Sin embargo, este método, es llamado por el rubro como "Publish or perish" (Publica o muere). Este no es el primer caso de fraude, hace solo dos meses, y con el mismo terremoto de Kumamoto, la Universidad de Osaka anunció que uno de sus profesores, Yoshiya Hata, había falsificado datos en al menos cinco investigaciones. El científico decía tener un sismógrafo en la zona afectada, pero no lo tenía. Hata falleció antes de ser interrogado, pero la Universidad no aclaró la causa de su muerte.

En el 2014, otro japonés, Yoshiki Sasai, se suicidó después de que dos de sus estudios sobre células madre fueran retractados de la revista Nature por presunto fraude.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias