Tendencias

La potente respuesta de Ariel Winter a quienes critican sus fotos en bikini

AFP
La joven actriz de 19 años, que personifica a Alex Dunphy en la exitosa comedia "Modern Family" abordó el cambio en su vida y poca importancia que ahora le da a los comentarios de la personas.

La actriz de Modern Family, Ariel Winter, se ha convertido en una embajadora del movimiento "Body Positive", que promueve la aceptación de las curvas. 

Una actitud que le ha generado elogios, pero también críticas. Los cuestionamientos más recientes han surgido a raíz de una serie de fotografías que publicó en su cuenta de Instagram, donde se le ve maquillada y luciendo un revelador bikini. 

 

Happy #MemorialDay

Una publicación compartida de ARIEL WINTER (@arielwinter) el

En una entrevista para el sitio web de moda y belleza Refinery 29, la joven actriz de la comedia Modern Family de la cadena ABC salió al paso de los cuestionamientos.

"Si quiero ir natural o con maquillaje, o pantalones de chándal (deportivo), eso depende de mí. La gente está tan estresada acerca de cómo van a lucir en sus trajes de baño que se olvidan de disfrutar en la playa. O sea, van en contra del propósito. La playa debe ser un espacio seguro", manifestó.

[FOTOS] Así están los protagonistas de Modern Family tras ocho temporadas

En la misma entrevista Winter aseguró que durante su adolescencia tuvo que enfrentar una "gran cantidad de odio en línea, así que traté de cambiar por mí misma por un tiempo muy largo. Pero la gente simplemente tiene celos de mí, no importa lo que haga“.

Durante largo tiempo la actriz tuvo que luchar con su baja autoestima y los crueles mensajes que recibía por el gran tamaño que llegaron a tener sus pechos. Un tema que llevó a Winter a someterse a una reducción mamaria. "No me sentía bien conmigo misma, todos estaban demasiado enfocados en mi escote. Entonces cuando tuve la cirugía de reducción mamaria eso me ayudó a sentirme mucho mejor con mi cuerpo", contó.

Pese a la intervención, reconoce que aún es complejo el enfrentarse a una compra de trajes de baño. "Con el tiempo se ha vuelto un poco mejor, pero aun así es difícil. Por ejemplo, mi mejor amiga es alta y delgada y aunque lleváramos el mismo traje de baño, la gente me buscaría automáticamente a mí, me calificarían de zorra o escribirán titulares sobre 'el escote de Ariel Winter'. Mientras tanto, a ella la mirarían diciendo '¡oh, se ve tan linda!' Pero he aprendido a que no importe mucho. Me siento cómoda en traje de baño, con cicatrices y todo", concluye.