Tendencias

Soda Stereo y el show con el Cirque du Soleil: “Es una excelente forma, quizás, de cerrar un ciclo"

Agencia Uno
Esta noche debuta en el Movistar Arena el espectáculo “Séptimo día, no descansaré”.

Se estrenó en marzo pasado en el Luna Park de Buenos Aires y ahora, a cuatro meses de aquello, llega a Santiago. Se trata del espectáculo en que el Cirque du Soleil se une a Soda Stereo, “Séptimo día”.

Es que si anteriormente el clásico show circense homenajeó a íconos de la música, como Los Beatles, Elvis Presley y Michael Jackson, ahora es el momento de la emblemática banda argentina, que tuvo en su formación al fallecido Gustavo Cerati (voz y guitarra), Zeta Bosio (bajo) y Charly Alberti (batería).

Soda Stereo se une al Cirque du SoleilReuters

La idea partió en 2013, la cual se concretó en enero de 2016, siendo trabajada intensamente durante todo el año pasado. “Séptimo día” es la primera obra del Cirque du Soleil que no se estrenó en Montreal, Canadá, y consta de un equipo compuesto por profesionales de 14 nacionalidades, que incluye a 13 creativos, 35 artistas en escena y 43 técnicos.

Además, son 23 camiones los que se trasladan por América con toda la infraestructura del espectáculo (60 toneladas de equipo), el mismo que tras su paso por Chile seguirá recorriendo ciudades como Bogotá y el DF, para en 2018 llegar a Estados Unidos y Centroamérica.

“Va a tocar una fibra íntima de todos los que amaron Soda Stereo, es algo súper emocionante”, señalan los creadores de “Séptimo día”, el montaje que desde hoy revivirá al mítico grupo trasandino en nuestro país. Y, obviamente, en este trabajo han tenido un rol clave los ex integrantes de la banda, Charly Alberti y Zeta Bosio.

Esta dupla se vuelve a unir por "Séptimo día"Agencia Uno

“Se digitalizó bastante”, señala Bosio acerca de las canciones que revivirán esta noche en Chile de Soda Stereo, destacando que “hemos podido procesar, acomodar y hacer cosas de mucha magia. Creo que para el viaje que le queremos plantear a la gente, el tipo de experiencia que van a vivir con este espectáculo le hará tener una nueva visión de nuestra música, una forma distinta de escucharla”.

El espectáculo, del que se lanzó un disco, incluirá nuevas versiones de clásicos temas, como “En la ciudad de la furia” o “De música ligera”, por ejemplo, en torno a lo que Alberti declara que “la gente va a escuchar un montón de cosas que no ha escuchado nunca, porque con solo cambiar mezclas aparecen cosas que son absolutamente novedosas”. 

Eso sí, Charly aclara que no van a modificar su obra, “porque sería una falta de respeto hacia lo que hicimos”, poniendo énfasis en que lo que llevaron a cabo fue “una reinterpretación y adaptación para una obra específica. Todo gracias a la tecnología”, a lo que añade que “el resultado final es algo que nos encanta”.

El baterista confiesa que “fue un proceso de mucho aprendizaje y realmente un desafío. Hemos hecho cosas muy interesantes”, agregando que “el proceso fue arduo, pero muy gratificante”.

Séptimo día va a permitir a mucha gente que no tuvo la oportunidad de ver a Soda Stereo en vivo, poder conocer a la banda, o a gente que la vio, que la vea de otra manera. Es una excelente forma, quizás, de cerrar un ciclo... no encuentro otra forma mejor”, manifiesta Charly Alberti en relación al espectáculo que tendrá 20 presentaciones en Chile (estará en el Movistar Arena hasta el 6 de agosto).

Este montaje ya se ha presentado en Argentina y Perú y Zeta Bossio dice que en la marcha de este show se ha dado un proceso que ha sido como “volver a vivir cosas de la época”, poniendo énfasis en que “nos sorprende la participación del público. La gente se involucra mucho”. Sobre la unión del circo y la música, el bajista señala que fueron “dos mundos que se juntaron y que se comprendieron mutuamente”, añadiendo que “el circo tiene algo muy lúdico y poder jugar con la música y las imágenes es algo fantástico. Nos lleva a nuestra etapa de niños, de inocencia”.

¿Y ven esto como un posible homenaje a Gustavo Cerati y a la banda en general? Alberti responde que “la presencia de Gustavo va a estar siempre, pero no es un homenaje en sí, es un homenaje a la banda… y ni siquiera homenaje. Cuando nos hablaron de hacer esto, nos hablaron de celebración, de celebrar la música y la historia de Soda Stereo, que fue lo que más nos agradó”.

Zeta Bosio y Charly Alberti

Y así como Charly y Zeta han estado completamente involucrados en este espectáculo, también han compartido sus detalles y cada proceso de éste con los hijos de Cerati (Benito y Lisa) y la familia del cantante.  Al respecto, el baterista de Soda Stereo cuenta que “nos parece y nos gusta que ellos estén al tanto y que sepan lo que se está haciendo. Ellos son parte importante de nuestro soporte”.

El músico confidencia que “para nosotros fue duro. Trabajar (en este show) nos ayudó a entender y procesar lo que había pasado con Gustavo, pero nosotros estamos felices de mostrarles (a la familia de Cerati) constantemente lo que hacemos y hacerlos participar, aunque sea con su presencia”.

Por otra parte, consultados por el trabajo específico con los integrantes del Cirque du Soleil, Zeta Bosio contesta que “los chicos del circo son nuevos con respecto a nuestra obra, ellos no la conocían de antes y se sorprendieron mucho con toda la historia de lo que hizo la banda en Latinoamérica”, destacando el buen lazo que se ha dado al trabajar con ellos.

Finalmente, en relación al mensaje que buscan transmitir con “Séptimo día”, el guitarrista dice que “la obra es un homenaje a la creación. Nosotros hemos siempre puesto la creación por delante, hemos sido un grupo que se ha reinventado muchísimas veces a lo largo de sus discos, por lo que creo que el mensaje final que tiene esta obra, que habla de toda nuestra música y que es como un compilado de toda nuestra carrera, es la creación”, a lo que Charly Alberti añade que “también está el tema de llegar a nuevos públicos, de llegar con la banda a un público que no nos vio o que no nos alcanzó a conocer”.

Séptimo Día: La mágica experiencia que fusiona al Cirque du Soleil con Soda Stereo

Gustavo Cerati se vistió como "El Principito" para su concierto en vivo "11 episodios sinfónicos" (2001) -que se convirtió en disco y, posteriormente, en un DVD- y desde ese momento, para el culto que construyó el fallecido cantautor argentino, ambas figuras caminan de la mano.