Tendencias

Estudio revela la técnica que usó Da Vinci para la Mona Lisa: habría hecho un boceto preparatorio

AFP
Por T13
Los investigadores franceses utilizaron una cámara de alta resolución que puede capturar la luz más allá del espectro visible para estudiar la obra maestra con un detalle sin precedentes.

Puede que nunca sepamos el secreto detrás de la sonrisa de la Mona Lisa, pero el icónico retrato al óleo de 1503 de Leonardo da Vinci ha dejado escapar uno de sus secretos.

Los investigadores franceses utilizaron una cámara de alta resolución que puede capturar la luz más allá del espectro visible para estudiar la obra maestra con un detalle sin precedentes.

Las imágenes revelaron puntos de carbón que son rastros de una técnica, conocida como 'spolvero' que se usa para transferir los contornos de un boceto a un nuevo panel. Si bien spolvero es una técnica común, esta es la primera vez que se ha demostrado de manera concluyente que la Mona Lisa final se basó en un boceto preparatorio.

Los investigadores también encontraron evidencia de que da Vinci había editado la Mona Lisa cuando terminó el trabajo, con su mano izquierda en una posición ligeramente diferente en el trazado.

Además, algunos de los puntos 'spolvero' parecen corresponder a un proyecto anterior abandonado sobre el que da Vinci pintó la Mona Lisa. El encargado de llevar adelante las tareas que brindan una visión compleja de la pintura y cómo pudo haber sido creada, fue el científico Pascal Cotte, quien pasó una década analizando más de 1650 imágenes.

De acuerdo al artículo publicado en Science Direct, a pedido del museo del Louvre (donde se encuentra el cuadro), se digitalizó el retrato con una cámara multiespectral de alta resolución de Lumiere Technology que produce imágenes de alta resolución de 13 filtros, incluidos 3 filtros IR con una alta relación señal/ ruido y una resolución espacial óptima.

Debajo de "La Gioconda" se encontraron marcas de 'spolvero' a lo largo de la línea del cabello y la mano. Además, a la derecha de su frente, se descubrió lo que parecía ser la parte superior de una horquilla.

"Esta horquilla en el cielo justo a la derecha de la cabeza de Mona Lisa no puede pertenecer al retrato de una persona porque en la ciudad de Florencia esta no era la moda en ese momento", aclaró Cotte al diario Express.

"La gente tenía que vestirse de cierta forma para denotar su profesión y por la nobleza respetando los colores. No es posible que Mona Lisa tenga un cabello así, era imposible en la época en la ciudad de Florencia", explicó.

El especialista afirmó que este tipo de horquilla se utilizaba más típicamente para una "mujer irreal como una diosa", como una alegoría de la justicia o la bondad, o en una pintura de la Virgen María.