Tendencias

Georgie Henley de 'Las crónicas de Narnia' sufrió rara infección mortal: casi le amputaron su brazo

Walt Disney Studios Motion Pictures
Por T13
La actriz ocultó sus cicatrices durante casi nueve años, movida por la idea de perfección estética de la industria del cine.

Fue en 2008 cuando Disney lanzó al mundo la primera entrega de 'Las crónicas de Narnia'. Por aquel entonces, Georgie Henley tenía solo 10 años cuando protagonizó esta famosa saga fantástica ambientada en los libros de C.S. Lewis, dando vida a la joven Lucy Pevensie.

Ahora, a sus 27 años, la actriz ha revelado las cicatrices de una extraña infección bacteriana que sufrió en secreto cuando tenía 18 y que casi termina con su vida.

"Cuando tenía 18 años y estaba en mi sexta semana de universidad, contraje fascitis necrosante, una infección rara y punitiva que casi me quita la vida y causó estragos en todo mi cuerpo", explicó.

La actriz reveló que casi perdió un brazo por la infección, y que además le dejó numerosas cicatrices que ella misma mostró en la imagen de Instagram que acompañó con el texto de su vivencia.

"Para evitar la amputación de mi mano y brazo izquierdos, recibí una cirugía invasiva extenuante y luego una cirugía reconstructiva extensa que resultó en una serie de injertos de piel y cicatrices", señaló.

Fanática de Karol G dio a luz en pleno concierto: así reaccionó la cantante AFP - Karol G
Lee También >

Fanática de Karol G dio a luz en pleno concierto: así reaccionó la cantante

Con su historia, Henley señaló que no quiere victimizarse sino que demostrar que logró superar todos los obstáculos que le puso esta enfermedad. "Me llevó mucho tiempo sanar tanto física como mentalmente, pero esperaba que algún día llegara el momento adecuado para hablar sobre lo que sucedió. Hoy es un comienzo", precisó la joven.

En la publicación, titulada "Finalmente libre", la actriz explicó también como ocultó sus cicatrices por miedo a que le impidiesen encontrar trabajo. "Durante los últimos nueve años, he sido abierta sobre mis cicatrices en mi vida personal, pero las he ocultado por completo en cualquier contexto profesional: he usado vendajes para taparlas, maquillaje en el set y en el escenario, mangas largas cada vez que me fotografiaban, pantalones para meter la mano en el bolsillo...", mencionó.

"Pero mis cicatrices no son algo de lo que avergonzarse. Son un mapa del dolor que ha soportado mi cuerpo y, lo que es más importante, un recordatorio de mi supervivencia", dijo. "No afectan a mi capacidad como actriz y estoy orgullosa de ser una persona que tiene cicatrices visibles en esta industria", concluyó Henley.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Georgie Henley (@georgiehenley)

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Georgie Henley (@georgiehenley)