Tendencias

Mujeres Bacanas: Jane Jacobs, la urbanista

Mujeres Bacanas: Jane Jacobs, la urbanista
T13
Su investigación crítica sobre un urbanismo que no consideraba a los ciudadanos y sus expectativas se transformó en una de las más influyentes para los planificadores urbanos de la segunda mitad del siglo XX en Estados Unidos.

Humanizó las ciudades con una mirada única sobre el desarrollo de éstas y el rol que tiene la comunidad sobre su territorio. Jane Jacobs, periodista y urbanista autodidacta, creó una visión que definió el progreso de los barrios durante la última mitad del siglo XX.

Después de estudiar en la secundaria de su natal Pensilvania, comenzó a ayudar de forma voluntaria en el Scranton Tribune, en la sección de mujeres. La Gran Depresión hizo que se mudara con su hermana a Nueva York donde trabajó de estenógrafa y escritora independiente sobre los distritos de la ciudad.

Su apellido lo obtuvo de su marido, a quien conoció en la Oficina de Guerra trabajando como periodista. Luego fue nombrada como editora asociada de Architectural Forum en 1952 donde comenzó a observar más de cerca el desarrollo y mecanismo de planificación urbana. Su formación de urbanista autodidacta no fue nada más que un sentido agudo de la observación de cómo las personas se comportaban en las ciudades.

Su famoso libro “Muerte y vida de las grandes ciudades” de 1961 criticó sin piedad que un gobierno hiciera una planificación territorial sin pensar en los ciudadanos y sus expectativas. Esta investigación se transformó en una de las más influyentes para los planificadores urbanos de la segunda mitad del siglo XX en Estados Unidos y otras partes del mundo.

Jane se transformó en una activista de su pensamiento cuando se opuso a la construcción de una autopista en su barrio de Greenwich Village, un proyecto de su principal antagonista, Robert Moses, quien proponía lo contrario que Jane sobre las ciudades: un urbanismo expansivo que destruía barrios y que fue una referencia fundamental en Estados Unidos durante la primera mitad del siglo XX.

En 1968 decidió mudarse a Toronto con su familia como oposición a la Guerra de Vietnam y por el miedo de que reclutaran a alguno de sus hijos. En Canadá continuó su activismo en el desarrollo urbano manifestándose contra carreteras y construcciones. Además continuó escribiendo, donde destacan sus obras “La cuestión del separatismo: Quebec y la lucha por la soberanía”,” Las ciudades y la riqueza de las naciones” y “La naturaleza de las economías”.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA