Tendencias

Mujeres Bacanas: Lydia Litvyak, la “Rosa blanca de Stalingrado”

Esta piloto rusa se batió codo a codo con los hombres más experimentados y pasó a demostrar su poder y capacidad en los momentos más álgidos de la Segunda Guerra Mundial.

Crédito: Getty Images
Lydia Litvyak

En medio de la vorágine de la Segunda Guerra Mundial, la Fuerza Aérea rusa era reconocida por su letalidad y el exhaustivo entrenamiento que recibían sus pilotos, imbatibles frente a las fuerzas del eje. En los ataques que estos dirigían a líneas enemigas una mujer llamaba la atención: Lydia Litvyak, también conocida como la “Rosa blanca de Stalingrado”, quien se batía codo a codo con los hombres más experimentados y pasó a demostrar su poder y capacidad en los momentos más álgidos de la guerra.

Lydia comenzó a pilotear cuando solo tenía 15 años y a los 18 obtuvo su licencia como instructora de vuelo. Cuando Alemania invadió a la Unión Soviética intentó unirse a una unidad de aviación militar, pero no tuvo éxito pues carecía de experiencia. Es por eso que siguió entrando para conseguir más horas de vuelo, hasta que finalmente ingresó a un regimiento solo integrado por mujeres. Allí voló en un avión Yak-1, que en su fuselaje tenía pintado un lirio blanco (que fue confundido con una rosa) y que le valió el apodo porque el que fue ampliamente conocida.

En el verano de 1942 Lydia tuvo su primer vuelo de combate sobre Saratov, en Rusia. En septiembre del mismo año fue transferida a otro regimiento en Stalingrado, esta vez mixto. Ahí quedó bajo el mandatado de un comandante machista que en un comienzo se negaba a dejarla volar, pero que finalmente tuvo que acceder debido a las exigencias de la guerra. Fue ahí donde se ganó su sobrenombre.

La piloto fue luego trasladada a otros regimientos donde siguió destacando por su gran puntería, de hecho, muchos alemanes estaban sorprendidos por haber sido derribados por una mujer –incluso hubo un piloto que se negaban a creer que ella había abatido su avión, hasta que lo llevaron frente a Lydia y ella tuvo que explicarle cómo lo hizo–. En 1943 se convirtió en teniente y en agosto de ese mismo año fue derribada en pleno vuelo. Su cuerpo nunca fue encontrado; hay quienes creen que fue tomada prisionera; faltaban pocos días para que cumpliera  22 años.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias