Tendencias

Mujeres Bacanas: María Teresa Ruiz, una chilena estelar en la Astronomía

Las ciencias la fascinaron desde pequeña, y en una época en que las mujeres no estudiaban por lo general cosas como esas.

Crédito: Agencia Uno
María Teresa Ruiz

Esta astrónoma chilena es de esas mujeres que se abren paso, y terminan liderando, los clubs reservados tradicionalmente para hombres. Y las ciencias suelen serlo, incluso cuando tenemos un cielo chileno que es paraíso para la observación del universo. Ruiz no sólo ha hecho una carrera académica brillante -fue la descubridora de la enana marrón, Kelu 1, lo que contribuyó al estudio del origen del universo LITERALMENTE-, sino que ha roto barreras de género y, como por si fuera poca contribución, está muy preocupada de la difusión científica, escribiendo libros de astronomía para niños, por ejemplo.

María Teresa Ruiz se fascinó de pequeña con las ciencias, pero en una época donde las mujeres no estudiaban por lo general esas cosas. Así, fue la primera egresada de Astronomía de la Universidad de Chile, lo que sería la primera de muchas primeras veces: también fue la primera mujer en hacer el PHD de Astrofísica en Princeton -”Con mis colegas éramos amigos, pero a la hora de estudiar o hacer juntos un trabajo, no me consideraban”, contó en entrevistas-. Comenzó una larga carrera observando el cielo en Italia, México y Chile.

Así descubrió a Kelu 1, que son más pequeñas que las estrellas por lo que no hacen reacciones nucleares continuas en su núcleo (según entendí). Lo importante: el descubrimiento entregaba nueva información sobre la formación de las estrellas. Además Ruiz ha descubierto una supernova en el momento de explotar, y ahora trabaja en grupos internacionales que investigan la búsqueda y formación de planetas extra solares, y otro sobre la abundancia química en nuestra galaxia.

Alguien podría quedarse tranquila que ya cumplió en la vida con eso, pero Ruiz no se detiene. Siguieron las “primeras” veces: fue la primera mujer en recibir el Premio Nacional de las Ciencias Exactas en 1997, y luego se transformó en la primera Presidenta de la Academia Chilena de Ciencias, lo cual es una tarea titánica para conseguir más apoyo y recursos para la investigación. Y, además, de difundir la ciencia, lo que es un arte en sí mismo que Ruiz a maneja perfecto. Ha dicho que, una vez retirada de sus actuales labores, espera dedicarse a la educación.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias