Tendencias

Mujeres Bacanas: Sima Wali, la defensora de las mujeres afganas

Durante décadas fue la voz de las mujeres desplazadas, refugiadas y sometidas bajo regímenes que despojaban al género de sus derechos en su país natal.

Crédito: AFP
Sima Wali

Dedicó su vida a pelear por los derechos de las mujeres en su país, Afganistán, sobre todo tras la llegada al poder de los talibanes. Exiliada en 1978 tras la toma de poder del golpe de estado y luego la invasión soviética, Sima Wali se transformó en la voz de las mujeres desplazadas, refugiadas y sometidas bajo regímenes que despojaban al género de sus derechos.

Wali nació en Kandahar, hija de un banquero y una mujer trabajadora. En el Afganistán en que nació, las mujeres eran líderes de la comunidad y ocupaban puestos importantes. Sima Wali se educó, fue a la universidad en Kabul, y luego comenzó a trabajar en la Embajada de Estados Unidos y en los Cuerpos de Paz. Eso, hasta que su país comenzó una serie de conflictos, con el golpe de Estado comunista apoyado por los soviéticos, que después en los 90 daría paso a la dominación talibana. Wali se estableció en Estados Unidos, y sus padres, tras pasar un tiempo en la cárcel, luego la siguieron.

Sin poder volver a Afganistan, Wali se dedicó a pelear por las suyas, desplazadas totalmente en las guerras y enfrentamientos. En 1981 creó la organización Refugee Women in development, que trabajó por conseguir recursos para las mujeres refugiadas, sin acceso a educación, salud o desarrollo. Viajaba a Pakistán o a Yugoslavia, para ayudar a las mujeres que veían sufriendo por los conflictos. Además, comenzó a criticar al régimen talibán por su trato a las mujeres, separándolo siempre del islam como religión. “Los talibanes usan la cultura y la religión para aplastar a las mujeres, pero no hay nada en mi religión que enseñe que deban quedarse en la casa, sin educación, sin alimento y sin acceso a la salud para que mueran”, dijo alguna vez.

Urgió al gobierno estadounidense a preocuparse por las mujeres en el conflicto con su país, y criticó cuando estos ayudaron a las guerrillas locales. En 2001, cuando se derrocó al gobierno Talibán y se reunió un grupo internacional en Bonn, Alemania, para discutir el futuro del país, Sima Wali fue una de las tres mujeres invitadas. Ahí,  logró la instauración de un ministerio de las mujeres en el nuevo Afganistán. Pudo volver a su país tras más de dos décadas, para continuar con su activismo .

Recibió decenas de premios internacionales por su labor, y en 2004, fue el objeto de un documental sobre su vida. Sima Wali murió el 22 de septiembre en Estados Unidos, por una enfermedad neurodegenerativa.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Tendencias