Tendencias

Pamela Anderson es acusada de "rompehogares" por la ex pareja de su nuevo esposo

Getty Images
Por T13
La mujer, que se identificó como Carey, aseguró que la ex modelo de Playboy "sedujo" a su ahora marido, y que durante la pandemia él se iba a dormir con la actriz mientras ella tenía que cuidar a sus dos hijos pequeños.

La ex pareja del nuevo esposo de Pamela Anderson la calificó como una "rompehogares".

La actriz y ex modelo de Playboy, hoy con 53 años, contrajo matrimonio con su guardaespaldas, Dan Hayhurst (40), en Navidad pero, al parecer, el cuendo de hadas se inició en base a mentiras y engaños.

En entrevista con The Sun, la mujer, que se identificó simplemente como Carey, acusó a Anderson se seducir a su ahora esposo y de "robárselo" en medio de la pandemia del coronavirus.

La ex pareja de Hayhurst contó que vivían juntos con sus tres hijos dos pequeños y una joven de 21 años hija de ella— y que ella sentía que él no estaba contento en su trabajo con la intérprete de "Guardianes de la bahía".

De acuerdo a su relato, en una oportunidad la llamó "loca"; y en otro momento, cuando Anderson se caso con un amor de juventud llamado Jon Peters (75), en un vínculo que solo duró 13 días, dijo de forma despectiva que "es mayor que su padre, pero creo que nuestros problemas de dinero han terminado", porque este hombre era millonario.

Con el correr de los meses, y tras el inicio de las medidas de confinamiento en el mundo por el COVID-19, Hayhurst comenzó a pasar más tiempo con la mujer hasta que se convirtió en su amante.

Carey y Hayhurst tenían una relación seria pese a que no estaban casados legalmente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de PopCulture (@popculture)

La mujer acusó, asimismo, que su ex pareja se iba a dormir con Pamela Anderson mientras ella tenía que cuidar a sus dos hijos pequeños. Y que aunque había "cruzado la línea" la seguía amando.

"Me pidió que le diera tiempo para resolver las cosas, así que le dejé hacer lo que estaba haciendo. Y para entonces no había vuelta atrás (...) Conocí a Pam y fui a cenar con ella. Mi hija solía trabajar para ella. No lo podía creer", aseguró Carey.