Tendencias

¿Qué son los asteroides troyanos que estudiará la misión Lucy de la Nasa?

Bill INGALLS / NASA / AFP
Por AFP | T13
El viaje tiene planificado visitar ocho asteroides, la mayor cantidad de cuerpos visitados por una sonda, y tendrá un costo de 981 millones de dólares.

Este sábado, despegó desde Cabo Cañaveral (Florida, Estados Unidos) la misión Lucy, de la Nasa, que pretende estudiar los llamados asteroides troyanos en un viaje que durará al menos 12 años. 

La misión fue llamada Lucy en referencia al fósil de australopiteco descubierto en Etiopía en 1974, que ayudó a esclarecer el origen de la humanidad. La NASA pretende ahora esclarecer la evolución del sistema solar.

El viaje tiene planificado visitar ocho asteroides, la mayor cantidad de cuerpos visitados por una sonda, y tendrá un costo de 981 millones de dólares. 

Pero, ¿qué son los asteroides troyanos? 

En términos simples, son asteroides que siguen la órbita de un planeta, en el sistema solar la mayoría se encuentra siguiendo a Júpiter, el cuerpo más masivo (además del sol) en nuestro vecindario espacial. 

En 1772 el matemático Joseph-Louis Lagrange teorizó sobre estos cuerpos, pero no fue hasta 1904 que se observó uno por primera vez. Se calcula que existe un millón de asteroides de más de un kilómetro de diámetro siguiendo la órbita del gigante gaseoso. 

Unos 7.000 asteroides troyanos son conocidos. Son "muy diferentes unos de otros", explicó Hal Levison, investigador principal de la misión, "unos son grises, otros rojos".

Lucy sobrevolará primero alrededor de 2025 un asteroide de la cintura principal, situada entre Marte y Júpiter, antes de visitar siete asteroides troyanos, los dos últimos en 2033.

El más ancho mide unos 95 kilómetros de diámetro. La nave se acercará a los objetivos a una distancia de entre 400 y 950 kilómetros, según su tamaño, a unos 24.000 km/h.

La nave cargará con un diamante que medirá la luz infrarroja, lo que permitirá determinar la temperatura en la superficie de los asteroides.

"Al comparar esas medidas de noche y de día podemos determinar si la superficie está hecha de bloques de roca, o de polvo fino y arena", explicó Phil Christensen, responsable del instrumento científico llamado L'TES, que contiene el diamante. La roca enfría menos rápido que la arena de noche.