Tendencias

"Preguntamos 4 veces": recién casados cobraron $186 mil a los invitados que no asistieron a su boda

Gettyimages
Por T13
La pareja, muy molesta, expresó que la decisión de cobrar no fue solamente por el dinero, sino también por la actitud de no avisar debidamente.

Una pareja estadounidense de recién casados se convirtió en protagonista de una polémica historia que se hizo viral en redes sociales en las últimas horas. 

Se trata de Doug Simmons y Dedra McGeep (ahora Simmons), quienes decidieron celebrar su matrimonio junto a sus seres queridos pero hubo un detalle que llamó la atención de todos: a las personas que no asistieron y sí estaban invitadas, se les pidió que pagaran 240 mil dólares (unos 186 mil pesos chilenos).

Según señalaron en una entrevista al New York Post, hicieron lo imposible para que todos sus seres queridos estuvieran incluidos en su lista y que fueran a su boda, sin embargo y como pasa siempre, varios desistieron de ir pero no avisaron con anticipación.

Por ello y luego de todo el dinero que desembolsaron los novios para su gran día, no decidieron nada mejor que cobrarles a los ausentes, debido a que la celebración se había realizado en el lugar de sus sueños: el Royalton Resort en Negril de Jamaica.

De acuerdo a los ahora esposos, a los invitados que no llegaron se les dio una fecha de vencimiento de pago de un mes a partir del 18 de agosto.

"Esta factura se le está enviando porque confirmó asistencia en la recepción de la boda durante el recuento final. Debido a que no nos llamó o no nos dio el aviso adecuado de que no asistiría, esta cantidad es lo que nos debe por pagar. Puede pagar a través de Zelle o PayPal. Comuníquese con nosotros y díganos qué método de pago le conviene. ¡Gracias!", señalaba el papel.

Facebook Morgan County Sheriff's Office
Lee También >

[FOTOS] Un policía de EE.UU se vuelve estrella en redes sociales por su parecido con "La Roca"

Simmons, que es dueño de una pequeña empresa, enfatizó que no se trata de dinero. Él y su mujer simplemente se sintieron heridos y poco respetados por las ausencias en la boda de sus sueños.

"Preguntamos cuatro veces: '¿Estás disponible para venir? ¿Puedes asistir?', Y seguían diciendo 'Sí'", le dijo al New York Post. "Tuvimos que pagar por adelantado", comentó.

Y agregó: "Nadie me dijo ni me envió un mensaje de texto, 'Oye, no podemos asistir'", dijo Simmons. "Eso es todo lo que estaba preguntando. Si me dices que no puedes asistir, lo entenderé, pero no me digas nada y luego me hagas por ti. Me lo tomé como algo personal".