Tendencias

El cambio de Sor Cristina, ganadora de The Voice Italia: dejó los hábitos y apareció con nuevo look

Youtube - La Voz Italia
Por T13
Cristina Scuccia tuvo una famosa audición con 'No One', de Alicia Keys, que superó los 90 millones de visitas en YouTube en una semana.

Fue en el año 2014 cuando una monja llamada Cristina Scuccia llegó al programa de talentos 'The Voice Italia' e interpretó la canción 'No One' de Alicia Keys.

En dicha oportunidad conquistó a los cuatro coaches, entre ellos, Raffaella Carrá, y acabó obteniendo también el apoyo del público hasta ganar el show de talentos de éxito mundial.

Su actuación fue viral y llegó a casi todo el planeta (actualmente el video de su presentación tiene 111 millones de visitas en Youtube).

Tras esta gran popularidad, Sor Cristina emprendió una carrera como cantante e integró el elenco del musical 'Sister Act', además de figurar en 2016 entre las protagonistas del musical 'Titanic', pero sin abandonar la vida religiosa.

Tras pasar algunos años alejada de los escenarios, Scuccia apareció este domingo en el programa 'Verissimo' de la estación televisiva Canale 5 con un sorprendente cambio de imagen.

En el espacio, la mujer anunció que había dejado los hábitos y que actualmente vive en España, donde sigue cultivando su pasión por la música y trabaja como camarera, según consigna The Guardian.

Vestida con un traje rojo y en tacos altos, la ex monja ursulina contó que pese a que todavía cree en Dios, ganar el concurso de talentos la llevó a un proceso personal que le hizo tomar la decisión de dejar el convento.

T13 - Laura Pausini y Yalitza Aparicio en la ceremonia de los Latin Grammy
Lee También >

Critican a Laura Pausini por fotografía con Yalitza Aparicio en los Latin Grammy

"Fue un cambio interior, como si toda esta exposición me diese una responsabilidad enorme de éxito de ser una testimonio de Dios", contó en televisión. "Eso me hizo pensar mucho y dar un paso hacia la vida adulta, asumir una responsabilidad. Lo que ha pasado no es algo concreto, sino un camino. The Voice abrió el camino a un crecimiento evolutivo", explicó.

Fue en medio de la pandemia que la cantante decidió parar y reflexionar sobre cómo quería seguir viviendo su vida. Con la ayuda de una psicóloga, se dio cuenta que ya no quería seguir haciéndolo bajo las estrictas reglas de las ursulinas. "No entendía quién era. Yo nunca he renegado de Dios, pero no me encontraba dentro de mi hábito", afirmó.

Actualmente Scuccia vive en España. Además sigue cantando y practicando su fe católica y, de momento, no piensa en enamorarse, aunque sí "cree en el amor".