Tendencias

¿Se acerca el fin de los televisores con pantallas negras?

Youtube / Samsung
La idea de la empresa surcoreana Samsung es que el diseño del televisor pueda camuflarse con la pared.

En el evento First Look 2018 celebrado en la ciudad de Nueva York, Samsung presentó su nueva gama de televisor QLED TV. El nuevo gran objetivo de la empresa surcoreana es que los monitores dejen de ser esa mancha negra que suele ser mientras está apagada.

Con la masificación de la tecnología 4K (alta definición ultra) y Smart TV (conexión a internet), la multinacional cree que es el momento de innovar en cuestiones de diseño. Es por ello que Samsung decidió crear un televisor que se camufla en la pared al momento de dejar de usarlo. El resultado es que la pantalla tenga un aspecto de transparencia, función denominada “Ambient Mode”.

“Con nuestra generación de televisores QLED para 2018 estamos cambiando el concepto de pantalla”, afirmó Jong-hee Han, presidente de la división de Samsung Electronics que desarrolla los televisores.

Además, una de las opciones que puede adoptar el este nuevo modelo de la empresa surcoreana de tecnología, es que puedan visualizarse ciertas aplicaciones como la hora, el pronóstico del tiempo y también los titulares de prensa; o mostrar ilustraciones y fotografías.

La idea es convertir al televisor en un gran marco interactivo, en un elemento decorativo más de la casa. Modelo que saldrá a la venta a comienzos de abril y que incorpora además otras novedades de las cuales destacan la utilización de un cable único e “invisible”.

Para adquirir un aspecto transparente, los nuevos televisores muestran una imagen que reproduce el color y la textura de la pared. Hay dos formas de conseguirlo. La primera es navegar entre una serie de opciones que vienen cargadas por defecto en el televisor. Otra manera es tomar con el teléfono móvil una foto del televisor y un pequeño trozo de la pared que la rodea. Una app se encarga de reconstruir el patrón (incluso de azulejos, ladrillos y papel pintado) y crear la imagen que automáticamente se transfiere al televisor para convertirse en fondo de pantalla.