Tendencias

Miguel Bosé no se llevó el polémico "collage" de Artista Ícono de Viña

Agencia Uno
El reconocimiento que la alcaldesa le entregó en el escenario de la Quinta la noche del martes y muy criticado en redes sociales, debió ser dejado en Chile por el staff del cantante.

El pasado martes y debido a que se trataba de la décima vez que Miguel Bosé pisaba el escenario de la Quinta Vergara, la alcaldesa de Viña Del Mar, Virginia Reginato premió al español como Artista ícono y le hizo entrega de un cuadro similar a un collage que contenía una fotografía por cada presentación que el músico había tenido en el Festival de Viña. Sin embargo, Bosé no se llevó el premio cuando dejó el país.

Por sus grandes dimensiones y su peso de casi 3 kilos el cuadro no puedo ser transportado por el staff del artista, ya que se trata de una estructura voluminosa y delicada, fabricada con maderas nobles de raulí, letras de bronces y oro y cristales Swarovski, según informó La Tercera.

Es por eso que los organizadores del certamen deberán enviar el reconocimiento en otro momento.

El director del espectáculo, Álex Hernández se refirió a las burlas que generó en redes sociales el polémico regalo y al respecto dijo que “no hablaría de un collage, hablaría de un compilado de imágenes (…) La idea no era hacer una Gaviota, porque queda instaurada la posibilidad de que otro artista la pida. Cumplió con lo que queríamos y fue armada también en el mismo show de Bosé, ya que la décima imagen se agregó ahí mismo. Y el galardón era de un tamaño en que es imposible que fuera menor, porque eran diez fotos”.

La animadora del festival, Carolina de Moras también habló sobre el obsequio y dijo que era una "pena que la gente se quede en los detalles y no en la buena idea del municipio de dar ese reconocimiento. Es difícil hacer un premio. Nadie ha dicho que el Oscar es lindo, es un hombre parado con los brazos a los lados. No lo sé, ya estamos acostumbrados. Quizás un collage era grande, raro, pero se preocuparon de hacer algo con materiales de bosques nacionales".

Su compañero, Rafael Araneda comentó que en realidad no había visto el cuadro antes de la instancia. Sin embargo, sobre gustos no hay nada escrito. Tengo que decir que de cerca se ve mejor que de lejos. Tenía más formas, relieve, otros materiales que de lejos no se notan. Pero entiendo que a la distancia se ve plano. Claramente eso no lo favorece. Aunque no soy quien como para creerme Andy Warhol y empezar a hablar del diseño de un premio. Igual, para ser justos, se veía más bonito de cerca”.

Lo que pasa es que esa noche, con tantas luces, no se destacó tanto. Pero igual quedó bonito”, concluyó Virginia Reginato.