Tendencias

Willy Sabor se emociona al hablar de su padre enfermo de demencia: "Ya no está, lo echo de menos"

Juego Textual - Willy Sabor
Por T13
El artista contó en "Juego Textual" que su padre padece de demencia vascular. “Algunas veces soy su hermano, la última vez que lo fui a ver me reconoció como su hijo", contó el animador.

La noche de este lunes se llevó a cabo un nuevo capítulo de "Juego Textual", estelar conducido por Sergio Lagos.

En este episodio, Guillermo González, más conocido como Willy Sabor, fue entrevistado a fondo por ocho mujeres de armas tomar: Katty Kowaleczko, Pepi Velasco, Yazmín Vásquez, Begoña Basauri, María Jimena Pereyra, Chiqui Aguayo, Rayén Araya y Tita Ureta.

El conductor repasó su carrera televisiva y se sinceró sobre su vida privada junto a las panelistas. 

Cecilia Bolocco contó su reacción al saber que a Máximo le hacían bullying: Canal 13 - Cecilia Bolocco en 'Todo por ti'
Lee También >

Cecilia Bolocco contó su reacción al saber que a Máximo le hacían bullying: "Lo saqué del colegio"

 Fue durante la sección "La foto de tu vida", donde el animador se emocionó hasta las lágrimas al hablar de su padre, Carlos González, quien padece demencia vascular. 

Katty le mostró a Willy una foto con su papá cuando él tenía cuatro años, momento en que el artista contó que su progenitor fue una figura trascendental en su carrera desde siempre. 

“Mi papá es productor musical, es dueño de todas las canciones que he grabado. Cada canción tiene una historia, son todas ideas de él. Mi padre era un capo, un creativo”, manifestó.

Entre lágrimas, el animador manifestó que su papá “está enfermo, tiene demencia vascular. Ya no está, lo echo de menos”.

Además de ser su productor musical, su padre era su mayor compañía diaria. 

“Andábamos para todos lados juntos. Yo hacía radio con mi papá sentado al lado todos los días. Almorzábamos juntos y él siempre sentado al lado mío. Lo pasaba a dejar a su departamento y me iba a mi casa en Talagante”, relató. 

El artista contó que la enfermedad de su papá partió con una trombosis ocular, y, tras ser operado de esa enfermedad, empezó a cambiar su personalidad.

“Fue duro. Veo ese cambio cuando ya se bajaba del auto y no sabía dónde estaba, perdido. Una vez se me perdió en un mall. La primera vez fue terrible, se me perdió todo un día. Todos me decían, me llamaban y me decían que lo vieron caminando solo, perdido”, afirmó. 

Tras varios nuevos episodios de crisis, Willy tomó la decisión de ingresarlo a un asilo. “Ahora está viviendo en un lugar donde lo están cuidando mucho. El momento más difícil fue cuando lo fui a dejar”, confesó. 

Además, Willy afirmó que no siempre su padre lo reconoce cuando lo va a visitar. 

“Algunas veces soy su hermano, la última vez que fui me reconoció como su hijo. Escuchamos música de todas las épocas, le pregunto quién canta. Mi cumpleaños lo pasé con él, fui temprano, le canté con todas las personas de ahí”, finalizó.