El domingo, en la fase previa del ATP 250 de Houston, el holandés Gijs Brouwer (361° ATP) venció al canadiense Steven Diez (292°) y se instaló en el cuadro principal del certamen estadounidense.

Sin embargo, el partido estuvo marcado por una insólita situación que cambió la historia. 

Diez tenía un match point a su favor y tras el saque de su rival devolvió un punto ganador, quedándose con el partido por 6-4 y 6-4. El árbitro incluso llegó a decir “game, set and match”, desatando la celebración del supuesto ganador.

Publicidad

Pero de un segundo a otro, todo cambió. Antes de darle la mano a Diez para felicitarlo, Brouwer apuntó a la marca de su último saque, que para él era dudosa, y, a pesar de que el encuentro había sido dado por terminado, el juez de silla fue a revisar la marca y cambió de parecer: el saque del holandés había sido malo y el partido tenía que seguir.

Diez no lo podía creer. No logró reponerse de la decisión del juez y Brouwer acabó dando vuelta el marcador; quedándose con el partido y la clasificación al cuadro principal por 4-6, 7-5 y 6-2.

El mayor golpe para Diez, quien igualmente accedió al cuadro principal del ATP 250 de Houston como lucky loser, fue principalmente que consideró la decisión del juez como “uno de los mayores robos que yo he visto en la historia de este deporte”.

“Cuando veo bajar al juez de la silla no me lo podía creer. Veo que se acerca al cuadro de saque y marca una bola un metro a la derecha de la marca real, el línea le corrige y le dice cuál es la marca verdadera, pero él insiste en que es la otra. Para colmo, luego me dice que mi rival no ha hecho saque-red, sino que saca y luego no sigue la jugada, que va directo a la marca y, por lo tanto, yo no le he pegado ningún passing. Sigo sin entender cómo puede ocurrir esto a estos niveles, en última ronda de fase previa de un ATP 250”, dijo Diez luego del partido en conversación con el sitio Punto de Break.

“No es porque haya sido mi partido, pero de verdad te digo que no recuerdo una barbaridad así. Si esto llega a pasar en un Grand Slam o con un jugador equivocado, ya sea un Nadal, Djokovic, Federer o un Kyrgios, te aseguro que sale en todos los telediarios del mundo. Es una auténtica barbaridad que, además, coincide con una bola de partido”, continuó.

El canadiense reconoció que “me intenté recomponer de todo lo que había pasado pero no pude, se me hizo muy difícil. Intenté motivarme, incluso el público estuvo increíble conmigo, apoyándome en todo momento, creo que nadie quería que ganase el otro. No recuerdo un partido donde me haya sido tan difícil gestionar esa rabia interna al pensar que el partido lo tendría que haber ganado, nunca había vivido esas emociones dentro de una pista de tenis”.

“No dudo que el juez intentó hacer su trabajo lo mejor posible, pero no estuvo al nivel. Todo sucedió en el momento exacto para que ocurriera uno de los mayores robos que yo he visto en la historia de este deporte. Mira que he visto liadas de jueces de silla, pero este hombre cometió ayer varios errores seguidos en un mismo punto. Yo ayer gané el partido, así lo siento realmente, pero hubo dos partidos: el primero lo gané y el segundo lo perdí”, añadió.

“El supervisor me invitó a ir a su oficina al terminar el partido, pero le dije que no era el momento, estaba tan caliente que igual decía alguna barbaridad de la que pudiera arrepentirme. Me duché, pasaron 45 minutos y entonces fui a su oficina, donde estaba el supervisor, el tour manager y el umpire de fuera de pista, un intermediario entre los dos. Cuando llegué ya habían revisado los vídeos y me dijeron que tenía toda la razón del mundo, que lo único que podía hacer era poner una denuncia interna explicando lo que había pasado, con mi firma y con la del supervisor. Me dieron la razón, pero a mí eso no me da de comer”, cerró.

Recordar que este martes debutan en el ATP 250 de Houston los chilenos Cristian Garín (29°) y Alejandro Tabilo (100°). Garín se mide ante el estadounidense Jack Sock (138°) y Tabilo lo hará frente al también anfitrión Christian Harrison (312°), ambos a las 19:00 horas de nuestro país, aproximadamente.

[VIDEO] Guarello por hinchas de la UC con Leonel Sánchez: "A ver si dejamos de romantizar a esta gente"

Publicidad