Justo antes de ir a votar el pasado domingo 19 de diciembre, el ahora presidente electo Gabriel Boric hizo un desvío en su caminata al auto que lo llevaría a emitir el sufragio y se acercó a la casa del perro de la familia Boric Font para acariciarlo y despedirse de él.

El gesto quedó registrado por la prensa apostada en el lugar y el can se transformó en una celebridad. ¿Su nombre? Brownie. Esta es su historia.

Publicidad

El vínculo de Brownie con la familia Boric Font comenzó hace seis años, cuando el hermano menor del presidente electo Boric, Tomás, buscaba junto a su polola de la época un perrito en adopción y a través de Google llegó a un anuncio por una camada completa de cachorros.

Tomás contó a T13.cl que cuando llegaron a verlo el pequeño Brownie tenía un problema en su pata trasera que lo hacía menos atractivo para el resto de las personas, pero que él se decidió a llevarlo a casa. El menor de los Boric Font describe al perro quiltro (sin raza ni padres conocidos) como "simpático, gentil, no pelea con otros perros".

Un quiltro magallánico

También señala que es obediente al pasear y siempre camina al lado del integrante de la familia que lo saca a la calle, aunque es más bien hogareño.

Como buen perro magallánico, Brownie está acostumbrado al frío y duerme en una casa ubicada en el patio que está acondicionada para contrarrestar los embates del clima. Cuando hace demasiado frío, pasa las noches al interior de la casa.

Brownie, que es descrito como "torpe pero bien intencionado", tiene un especial vínculo con la madre de quien será la máxima autoridad del país. Cuenta Tomás que siempre la acompaña en sus labores de jardineo y que una vez mientras ella estaba desenterrando papas de su huerto, el nuevo "primer perro" de Chile comenzó a hacer hoyos en la tierra para ayudarle.

¿Y por qué se llama Brownie? El hermano del Presidente electo Gabriel Boric admite que le puso ese nombre porque la familia disfruta de esa preparación.

Si quieres la compañía de un perro,la recomendación general es adoptar para dar un hogar a animales que de lo contrario estarían en la calle. Una simple búsqueda en internet te puede ayudar a llegar a agrupaciones, fundaciones e incluso municipios que sirven de intermediarios para la tenencia responsable de animales.

Por ejemplo, la Municipalidad de Santiago tiene disponible un formulario para interesados.

Las caricias de Gabriel Boric a su perro Brownie

Publicidad