La principal conclusión de las elecciones de noviembre de 2021, en cuanto a la conformación de la Cámara de Diputadas y Diputados es una: ninguna fuerza política estuvo cerca de llegar a la mayoría de los escaños.

La tónica de los resultados fue una gran dispersión de fuerzas políticas, sumado al surgimiento de otras fuerzas listas, lo que generó que ninguna estuviera ni cerca de alcanzar los escaños necesarios para controlar la Cámara Baja.

Publicidad

¿Cómo quedó la correlación de fuerzas? ¿Quién tendrá la mayoría? En T13.cl te lo explicamos.

El mágico número 78

En una Cámara conformada por 155 diputadas y diputados, siempre se aspirará a alcanzar, al menos, la mayoría absoluta. En este caso, 78 escaños.

¿Qué tan cerca estuvieron las fuerzas políticas de dicho número? La lista que más se acercó fue Chile Podemos Más, que se quedó con 53 cupos.

En segundo lugar, se produjo un empate entre la coalición de Gabriel Boric, Apruebo Dignidad, y algunos partidos de la ex Concertación, agrupados en Nuevo Pacto Social. Ambas fuerzas consiguieron 37 escaños.

Partidos emergentes

Si bien las fuerzas políticas tradicionales se quedaron con el podio en cuanto a la cantidad de parlamentarios electos, dos nuevas listas lograron entrar con fuerza al Congreso.

En cuarto lugar aparece la coalición del candidato José Antonio Kast, el Frente Social Cristiano, que logró 15 diputadas y diputados.

En quinto, está el Partido de la Gente, que logró traducir el tercer lugar que consiguió su candidato presidencial, Franco Parisi, en un total de 6 escaños en la Cámara Baja.

Del mismo modo, la votación alcanzada por la reelecta diputada Pamela Jiles facilitó que ella junto a otros dos integrantes de Dignidad Ahora entren al Congreso.

Un poco más atrás quedó el Partido Ecologista Verde, con dos escaños, y Centro Unido, fuerza política que llevó al Dr. File como candidato al Senado, que logró un escaño en la Cámara Baja.

Fuerzas pendulares

Aún si se suman los votos de fuerzas políticas afines, no es fácil lograr la mayoría en la Cámara. Si Apruebo Dignidad y Nuevo Pacto Social actuaran como bloque, alcanzarían 74 votos.

Si a esto se le sumaran los ecologistas, el independiente Carlos Bianchi y el partido de Pamela Jiles, podrían tener, de forma muy ajustada, una eventual mayoría.

Desde el otro lado de la vereda política, el panorama es aún más complejo para la centro derecha y la derecha más dura.

Si se suman los escaños de Chile Podemos Más y el Frente Social Cristiano, tendrían 68 votos, es decir, 10 menos de los necesarios para tener la mayoría.

En este escenario tan ajustado, las fuerzas políticas "menores" resultarán vitales, ya que podrán desequilibrar la balanza para cualquiera de los dos lados. Tal es el caso de los seis diputados del Partido de la Gente, y también de los tres diputados de Dignidad Ahora.

La barrera de los quórums

No obstante lo anterior, el escenario se vuelve todavía más complejo de cara a las Leyes que requieren quórum más alto.

Por ejemplo, si el Congreso quiere realizar algún tipo de modificación a la Constitución, deberá contar con, al menos, 3/5 de los diputados en ejercicio, es decir, 93 respaldos.

Más aún, si la modificación constitucional dice relación con temáticas como las bases de la institucionalidad, el rol de las Fuerzas Armadas o el Tribunal Constitucional, ésta deberá ser aprobada con un quórum de 2/3, lo que equivale a 103 parlamentarios en ejercicio.

¿Podrá este nuevo Congreso, tan diverso, alcanzar acuerdos de 93 o 103 diputadas y diputados? Dependerá mucho de la disposición al diálogo de las fuerzas políticas.

En este nuevo escenario, la única certeza es que no se podrán realizar grandes cambios a la institucionalidad sin grandes acuerdos.

En este escenario, el analista político Axel Callís señaló que "los resultados parlamentarios son una pésima noticia para Chile. Con este empate, los únicos que pierden son los millones que aún esperan las reformas de verdad: pensiones, salud y lucha frontal al narco".

Factor género al alza

Una de las noticias positivas dice relación con el aumento en la representación de mujeres al interior de la Cámara Baja.

Si bien todavía no se puede alcanzar una representación proporcional a la cantidad de mujeres en el país, es decir, poco más del 50%, hubo un avance respecto a la elección pasada.

Tras la votación de 2017, fueron electas 37 mujeres en la Cámara Baja, lo que equivalía a un 23,9%; en las elecciones de 2021, dicha cifra aumentó a 55 diputadas electas, por lo que la representatividad aumentó a un 35,4%.

Publicidad