Un policía brasileño asesinó durante la madrugada de este viernes a siete personas, seis de ellas de su propia familia, y luego se suicidó, según informaron fuentes policiales.

Las Policías Militarizada y Civil de Paraná indicaron que el oficial, cuya identidad no revelaron, aunque el diario Medio Norte afirmó que se trataba del agente Fabiano Junior García, de 37 años, era conductor del coordinador del 19° Batallón Policial de la Ciudad de Toledo y que “no tenía historial de problemas psicológicos”.

Entre los muertos se encuentran tres niños; identificados como Amanda, Kamili y Miguel, su esposa Kassiele Moreira, su madre, un hermano y otra persona que se encontraba en la calle. Se desconocen las edades de las víctimas, aunque el mismo medio indicó que su pareja tenía 28 años, sus hijos 4, 9 y 12, su madre 78 y su hermano 50.

Publicidad

Según la fuente, como también publicó O Globo durante esta jornada, el policía salió del trabajo la noche del jueves en Toledo y le disparó a su esposa y a uno de sus hijos, quienes murieron en el instante. Luego se trasladó a la vecina ciudad de Ceu Azul y mató también a tiros a otros dos hijos que vivían con su abuela materna, a quien le perdonó la vida.

El agente regresó a Toledo y acribilló a su madre y a un hermano. Al salir de la casa también mató a una persona que pasaba por la calle. Luego de eso se suicidó.

Las autoridades de Paraná –estado fronterizo con Paraguay y Argentina– se encuentran investigando la motivación para esta serie de asesinatos seguida del suicidio.

[VIDEO] T13 en el lugar donde se escondió Karen Rojo

Publicidad