El hecho ocurrió en la ciudad alemana de Dusseldorf, donde una mujer descubrió la infidelidad de su marido tras recibir una multa cursada por un foto radar. En la imagen aparecía el auto alquilado por su esposo pero con otra mujer al volante.

Además de descubrir la infidelidad de su cónyuge, la mujer tuvo que comparecer ante la justicia para defender que no era ella quien conducía el automóvil, es más, que ni siquiera tiene licencia de conducir, según recogió un medio local

"Mi cliente abrió la notificación de la multa en su casa. Ella conducía en el túnel de Rheinufer a una velocidad de 87 kilómetros por hora en lugar de los 60 kilómetros por hora permitidos. En la foto, ve una mujer al volante del coche alquilado por su marido y se asusta", relató la abogada de la acusada. 

Publicidad

El juez determinó que existía poco parecido entre la mujer acusada y la que aparecía en la fotografía tomada por el radar de velocidad, por lo que la absolvió de los cargos. 

Al hombre no le quedó más remedio que admitir la infidelidad luego de la prueba otorgada por el radar. 

Publicidad