La candidatura a la presidencia de Diego Ancalao fue rechazada por el Servicio Electoral de Chile (Servel), luego de que la entidad constatara que algunas rúbricas se presentaron en una notaría que dejó de operar en 2028, y cuyo notario había fallecido en febrero de este año, Patricio Zaldívar Mackenna.

Fue en esta polémica que el Banco BCI se vio involucrado a este caso, en relación a dicho notario, pues dos documentos de avisos de sorteos de letras hipotecarias del banco, se hicieron "supuestamente" en presencia del difunto. 

Publicidad

Tras esto, la entidad bancaria reconoció y asumió que fue "un error" haber emitido esos documentos, explicando que se debió un problema de actualización. 

"El problema se produjo al no haber actualizado la publicación del aviso, que se genera de manera automática una vez realizado el sorteo (...) Cometimos un error en la publicación que lamentamos profundamente y que está siendo corregido", escribieron en su cuenta de Twitter.

Finalmente, además de pedir las disculpas pertinentes, desde el banco hicieron un llamado a sus clientes.

"Podemos entregar la tranquilidad a clientes e inversionistas de que estos sorteos de letras se realizaron de manera correcta, sin que haya personas ni instituciones afectadas", agregaron.

Publicidad