El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, entregó detalles sobre la ley que permite el cambio en el orden de los apellidos, que ya comenzó a regir en nuestro país. 

En conversación con Radio Pauta, la autoridad afirmó que si los padres no llegan a un acuerdo al momento de inscribir a su hijo en el Registro Civil, el orden de los apellidos se decidirá con una moneda al aire.

En este sentido, explicó que "cuando se aprobó la ley que permitió el cambio de orden de los apellidos, la ley estableció que si no se ponen de acuerdo los padres, se inscribe con el orden tradicional: primero el paterno y luego el materno. Pero cuando vino la Ley de Matrimonio Igualitario, que fue poco tiempo después, se discutió esta materia y se dijo no, si no hay acuerdo, moneda al aire y tuvimos que hacer un cambio en los reglamentos",

Publicidad

Y añadió: "Pero al final el principio es el que vale y por eso es que se optó por esta última opción".

Por lo mismo, aclaró que no tiene por qué haber un régimen por defecto. "Si ustedes se ponen de acuerdo, fantástico, eso es lo que prevalece, pero si no, no tenemos por qué nosotros, la ley o el Estado, presumir que uno es más importante que el otro: son iguales".

"Por eso, si no se ponen de acuerdo es moneda al aire, el azar resolverá esa situación", sostuvo.

Cabe mencionar que con esta nueva normativa, los padres determinarán el orden de los apellidos de sus hijos al momento de nacer, mientras que los mayores de edad podrán solicitar el cambio al Registro Civil.

De hecho, desde que comenzó a regir esta ley, en menos de 24 horas, se agotaron las siete mil horas disponibles para el cambio de orden de apellidos del mes de enero. Frente a esto, el Ministerio de Justicia anunció esta semana la apertura de 14 mil nuevas horas para febrero y marzo.

Publicidad