La ministra de Salud, Begoña Yarza, descartó preliminarmente que el suministro de vacunas contra el coronavirus en Chile se vea afectado por la demanda de Moderna a Pfizer.

Lo anterior luego que la farmacéutica estadounidense Moderna acusara a Pfizer y su socia alemana BioNTech por un presunto plagio de su vacuna contra el COVID-19.

Los abogados de Moderna presentaron dos demandas ante tribunales de Alemania y Estados Unidos, acusando que su competencia copió la tecnología de mRNA que se desarrolló antes de la pandemia y, por lo mismo, exigen una indemnización por daños y perjuicios no determinada.

Publicidad

Conocido el hecho, la máxima autoridad sanitaria del país fue consultada sobre si la acción judicial podría poner en riesgo el suministro de vacunas en Chile.

La ministra Begoña Yarza sostuvo que "yo creo que no", apuntando que "tenemos contrato firmado" y que "lo que evaluamos para traer una vacuna a Chile son, como ya bien les decía, su seguridad y su eficacia terapéutica".

"Esos otros temas son temas que se manejan entre las empresas farmacéuticas", complementó respecto al tema.

Publicidad