A la fecha la tasa de interés está instalada en un 2,47%, números atractivos para la toma de créditos de consumo, y aún más para créditos hipotecarios. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha hecho que la banca adopte una posición más restrictiva.

Así es como la entrega de créditos para compra de viviendas ha alcanzado este año 15.000.000 de UF, siendo la cifra más baja en los últimos siete años.

Esto se debe a los nuevos datos que toman en cuenta los bancos para entregar el financiamiento a sus potenciales clientes, donde no sólo se elevó el pie del 10% al 20%, sino que también se mide la estabilidad laboral y antigüedad en la misma.

Publicidad

Por ejemplo, según detallan los especialistas en LUN, si antes las boletas de honorario se "castigaban" y entregaban una tasa mayor al solicitantes hoy en día "no se consideran", puesto que no da un respaldo económico para los bancos.

A esto se añade que las compañías están realizando "revisiones más exhaustivas de los clientes", señaló el economista Francisco Castañeda, ya que se está analizando el factor de ingresos y contrato de hasta 10 meses atrás al momento de solicitar el crédito.

Además, otro de los puntos "nuevos" en los que se fijan las empresas es si es que en medio de la pandemia el solicitante tuvo una rebaja de sueldo. De haber sufrido la merma económica, califica de manera negativa, ya que marcaría un precedente sobre la rentabilidad de la empresa a la que presta servicios.

Bajo esta misma línea los entendidos en la materia sostienen que es importante rellenar todos los datos de formularios con los ingresos o ahorros que se tenga. Ejemplo de esto son el apuntar si se cuenta con un APV o una cuenta 2 dentro de las AFP.

"A muchas personas les da lata llenarlos completo o mencionar que tienes Fondos Mutuos o Cuenta 2 porque tienen poco dinero ahí, y lo ven como irrelevante, pero todo suma puntos", indicó Francisco Ackermann, cofundador de Capitalizarme.cl.

 

Publicidad