La elección de un vestido de novias no es una tarea sencilla. Lo cierto, es que existen múltiples diseños, pero ninguno como el diseñado por Tom Silverwood.

El hombre creó una pieza única confeccionada con cerca de 1.500 mascarillas, buscando una forma de sostenible de reciclar o reutilizar los cubre bocas.

Publicidad

Hitched es el nombre de la empresa de bodas de este diseñador. En tanto, fue la modelo Jemima Hambro quien lució la pieza posando en el Puente del Milenio y alrededores dela catedral de San Pablo, en Londres.

"Queríamos crear una prenda que no solo simbolizara lo lejos que hemos llegado, tanto como industria unida y como nación, ¡sino que también dé un buen uso a esas mascarillas sin usar!", sostuvo una de las representantes de la empresa, Sarah Allard.

Revisa fotos de la obra a continuación:

 

Publicidad