Fue el pasado 31 de enero cuando se confirmó lo que muchos ya estaban esperando: Rihanna espera su primer hijo o hija, fruto de su relación con el rapero A$AP Rocky.

La artista dio a conocer la buena nueva en redes sociales, presumiendo su actual figura con un look vintage de Chanel, estratégicamente pensado para dejar su avanzada pancita a la vista de todos.

Desde entonces, la cantante nos ha dejado increíbles looks para el recuerdo, convirtiéndose en una de las embarazadas más arriesgadas y estilosas de los últimos tiempos.

Publicidad

Y así quedó demostrado ahora, con su sesión de fotos para la nueva edición de la revista Vogue Estados Unidos, donde posó con distintos atuendos y también completamente desnuda, dejando al descubierto su avanzado embarazo.

Esta vez (la séptima), Rihanna llevó su tan discutido estilo de maternidad al siguiente nivel al posar para la fotógrafa Annie Leibovitz en una suite del Hotel Ritz. Una de las pocas que podría hacer que la cantante se apoyara en un balcón de París con un abrigo largo hasta el suelo de Marc Jacobs y calzoncillos Savage X Fenty.

En la recta final de su embarazo, Rihanna compartió algunas predicciones sobre lo que la vida le depara a su creciente familia. "Tengo muchas ganas de ser maestra, pero más aún una estudiante", dijo y agregó: "Porque creo que voy a aprender más de mi hijo de lo que yo podría enseñarle".

Cabe mencionar que los futuros papás no han querido dar más detalles acerca del bebé, y, entre otras cosas, no han dicho su sexo, aunque todo apunta a que la oriunda de Barbados "lo confirmó sin querer", luego de haber sido sorprendida por los paparazzis comprando calcetines y pijamas para su recién nacido.

Pero no fue hasta que echó un vestidito naranjo a su carrito de compras y unas cintas para el pelo, que todos sus seguidores asumieron que tendrá una niña.

 

Publicidad