Tras desaparecer más de cuatro meses luego de los incendios de California, un perro ​ fue encontrado durmiendo tapado en nieve en Twin Peaks, cerca del Lago Tahoe en la frontera de California con Nevada, EE.UU.

A principios de septiembre, Ricardo Rodríguez estaba en un viaje de campamento con cuatro amigos y su mezcla de pitbull, Russ, de tres años. Lo que parecía ser un viaje idílico se vio interrumpido después de que un incendio envolvió el área y obligó al grupo a huir.

Publicidad

En medio del caos que quemó más de mil estructuras a su paso, Russ escapó por su cuenta y obligó a su dueño a huir sin él.

No supo más de su mascota

Contra todo pronóstico, un esquiador pudo divisar a un perro acurrucado en la nieve. Lamentablemente, el hombre no podía alcanzar el barranco en el que el perro estaba durmiendo, así que decidió alertar a Wendy Jones, la fundadora de Tahoe PAWS & TLC 4 Furry Friends, una fundación sin fines de lucro que se dedica al rescate de animales a lo largo de Estados Unidos.

Cuando los rescatistas subieron la montaña, vieron al perro inmóvil en el suelo y asumieron que estaba muerto. Sin embargo, se sorprendieron mucho cuando, tras acercarse un poco, el perro levantó la cabeza y los miró.

Inmediatamente, los rescatistas acudieron a su rescate, lo envolvieron en sábanas y lo llevaron a el Servicio de Animales de El Dorado.

Los veterinarios se sorprendieron por su buen estado de salud: "Tenía frío, hambre y sed, pero mantenía su buen humor".

Luego de atenderlo, el servicio buscó el microchip y llamó al número asociado. El celular de Rodríguez sonó.

“Estaba extasiado”, dijo. “Tenía muchas ganas de ayudar a mi perro a encontrar el camino de regreso a casa”, dijo Rodríguez a CNN.

“Después de meses de no tener noticias de nadie, asumí que estaba en buenas manos con otro propietario (...) tenía la esperanza de que algún día regresaría”, agregó.

El perro y su dueño se reunieron el pasado 26 de diciembre y viven juntos otra vez.

No hay una explicación tangible de cómo Russ sobrevivió tanto tiempo en condiciones climáticas tan brutales. Existe la posibilidad, le dijo el servicio a Insider, de que alguien lo acogió solo para escapar nuevamente.

Jones agregó que "los perros entran en modo de supervivencia. Encuentran instintivamente comida, agua y un lugar seguro para refugiarse".

 

Publicidad