Política

Con guitarra y citando a Chayanne: El sorpresivo discurso musical del constituyente Nicolás Núñez

T13
Por T13
El representante del distrito 16 hizo un llamado a "desformalizar" los espacios de toma de decisiones llamando a "chasconear" a sus pares y con una canción de elaboración propia.

Un curioso momento se vivió en medio de la sesión del pleno de la Convención Constitucional, durante los discursos inaugurales que están realizando los representantes de cara al inicio de la discusión de fondo de los contenidos constitucionales.

En eso, tocó el turno de Nicolás Núñez, convencional de Apruebo Dignidad y representante del distrito 16. Con guitarra en mano, Ñúñez se acercó al podio y dijo sus primeras palabras.

Lee También >

"Cada marca en mi pecho es un grito de alegría": El sentido discurso de la convencional Pérez

"Tenía un discurso preparado, un discurso muy lindo. Pero la verdad es que ya han hablado 120 personas entonces he tenido que ir borrando de mi discurso algunas cosas y no me quedó nada", señaló.

Posteriormente, comenzó a recitar una conocida canción: "'Si hay que ser torero, poner el alma en el ruedo, no importa lo que se venga pa' que sepas que te quiero'. Chayanne, el gran Chayanne. Y por qué les traigo a Chayanne, porque creo que es necesario, a través de esta chambonada que estoy diciendo, desformalizar los espacios donde se toman las decisiones del poder".

"Es muy importante, porque si desformalizamos esos lugares, si los chasconeamos, vamos a entrar los Núñez, los González, los Sánchez, los Pinto y todos los que no estamos acostumbrados a esos lugares", afirmó.

A continuación, se refirió a sus pares de Vamos por Chile y a algunos de Apruebo Dignidad: "Hay que chasconear a los Jurguensen, a los Marinovic, hay que chasconear a Moreno, al señor Arrau. Hay que chasconear al señor Atria. Está difícil por allá pero se puede chasconear. Don Monckeberg ya está medio chascón, hoy día estuvo en contra de la senadora (Von Baer) así que bien por eso".

Posteriormente, realizó un llamado a no pasar "máquina" en la Convención y advirtió que "si le echamos mucho al saco, podemos romperlo. Quizás es hora de ponerle el tostador y bajarle la llama para que no se nos queme lo que estamos cocinando".

Finalmente, comenzó a tocar la guitarra y a entonar una canción de elaboración propia: "Yo soy un constituyente, elegido por la gente. Yo soy un constituyente, trato de ser consecuente. Yo soy un constituyente, pelaíto Atria de la suerte. Yo soy un constituyente, la Tere no está demente, solo es un poco imprudente".

"Yo soy un constituyente, yo no soy un delincuente. Yo soy un constituyente, el delincuente es el Presidente", fue su último verso.

Finalmente, se despidió de sus pares con un saludo: "¡Gracias, Patagual!".

Puedes ver el discurso completo a continuación: